CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

La Diosa ofrece ayuda a la cubana que expulsaron de su trabajo: Si ves esto, escríbeme

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

La cantante Dianelys Alfonso Cartaya, conocida como La Diosa de Cuba, ofreció ayuda a la cubana que expulsaron de su trabajo tras denunciar públicamente la ineficiencia de los dirigentes en el país.

"En los pocos concierto que tengo, puedo ponerte a trabajar conmigo, en mi equipo de producción. Si ves esto, escríbeme", escribió la cantante a Yordanka Battle Moré en un comentario a la noticia sobre su despido publicada en el perfil en Facebook del medio independiente CiberCuba.

Battle Moré denunció este lunes que la habían despedido de su centro laboral.

"Hoy llegué a la oficina y me mandaron a llamar. La persona que me mandó a llamar lo dijo con un sentimiento de frustración enorme, pero me dijo las siguientes palabras: 'yo pasé por alto el tema de lo que sucedió con tu tía y lo de Salud Pública, pero ya eres un rostro muy visible, ya eres muy conocida, ya no tengo cómo protegerte'", dijo la joven.

"Evidentemente ya no pudo protegerme más y era mi cabeza o (su) cabeza. Esta persona me mostró una hoja de vida mía de una entidad estatal que se dedica investigar a las personas. En esa hoja de vida salió reflejada mi vida completa, salió a relucir incluso que yo tenía una laptop que me regaló mi expareja; que mi hermano ahora mismo no está viviendo con nosotros. Y una serie de detalles de mi vida que yo les confieso que ni yo misma me acordaba".

"Con lo que me mostraron muy probablemente yo ya no pueda optar por ningún puesto de trabajo en ninguna empresa estatal socialista. Yo voy a aplicar en cualquier otra empresa y si es verdad que no se les cierran las puertas a nadie, ahí va a quedar demostrado".

Battle contó "el nivel de chantaje a una mujer indefensa, a una mujer que no tiene ni un pasaporte para irse a ningún lugar, a una mujer que tiene una madre enferma, a una mujer que no tiene a nadie, que no tiene nada, que tiene única y exclusivamente a su familia. Se burlan de mí diciéndome 'bueno, si por lo menos te hubieran pagado un dólar por cada directa, yo me callo la boca. Pero al final te embarraste de estiércol por gusto'".

"¿Por qué señores? Por decir lo que pienso sin ofender a nadie, sin articular ninguna mala palabra, por decir que estoy cansada de hacer cola, por decir que me siento miserable cuando tengo que hacer una cola para comprar picadillo. Por decir que me siento miserable porque cuando cobraba mi sueldo, tenía que hacer malabares para llegar a fin de mes. Por decir que me siento miserable cuando tengo una casa que se me está cayendo encima. Eso fue lo que me ocurrió".

Recientemente la joven dijo en Facebook que la habían llamado de una cafetería para comenzar a trabajar.


Recomendado para ti: