CubitaNOW
x

Cubita NOW

Incendio en Matanzas: Experto cubano culpa al 'bloqueo' de la falta de recursos para pararrayos

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

El régimen de La Habana siempre utiliza la misma excusa para justificar los problemas en Cuba, el embargo de Estados Unidos, y también lo usó con el incendio de Supertanques en Matanzas, provocado por el impacto de un rayo el pasado viernes.

Un experto en pararrayos dijo que en el país no cuenta con "los recursos materiales y financieros necesarios" para el mantenimiento de los pararrayos.

Según el Doctor en Ciencias e ingeniero eléctrico, Juan Almirall Mesa, "con la situación económica actual del país, es prácticamente imposible, como todos sabemos, debido, principalmente, al bloqueo de Estados Unidos" tener "un régimen de mantenimiento predictivo, preventivo y correctivo muy bien diseñado" de una instalación de protección contra rayos.

En una extensa entrevista publicada este miércoles por la Dirección de Comunicaciones de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (CUJAE), el experto en pararrayos "para garantizar la eficacia de un sistema de protección contra los rayos, en las instalaciones civiles e industriales, es imprescindible un mantenimiento adecuado, aún más cuando se trata de los sistemas de puesta a tierra, que en muchas ocasiones se construyen debajo de las propias instalaciones y para corregir los problemas que se presentan requieren de trabajos costosos y complejos".

"Un mantenimiento adecuado puede mantener el nivel de eficacia dentro de los límites de riesgo tolerable, pero no puede evitar todas las fallas, pues como se planteó, hay variables que inciden en su funcionamiento y que no dependen de la voluntad del hombre", señaló.

Los pararrayos tienen fallas porque "están sometidos a eventos naturales que no dependen de la voluntad del hombre y que no es posible tener en cuenta en el diseño por razones económicas y en muchos casos, también técnicas", dijo el profesor de las asignaturas Sistemas de puesta a tierra, Seguridad eléctrica y Técnicas de alta tensión, en la CUJAE.

Almirall puntualizó que "bajo las condiciones de diseño que conllevan un nivel de riesgo tolerable" pueden operar los pararrayos sin fallas.

"Por ejemplo, en distribución se emplean pararrayos de 5 y 10 kA de capacidad, pero si la línea es impactada por una descarga de, digamos, 40 kA, o si el número de descargas consecutivas es superior a las que puede soportar el pararrayos, este fallará. Son variables que no dependen de la voluntad del diseñador".

"En ambos casos se presentará una falla con la consiguiente interrupción del servicio y las consecuencias que esto puede traer, como la reciente falla en la termoeléctrica Guiteras por el impacto de un rayo en la subestación y que el sistema de protección no fue capaz de neutralizar".

El especialista recordó una falla ante un rayo en una línea de 220 kV, que provocó la división del Sistema Eléctrico Nacional en dos bloques (occidente y oriente) durante varias horas, con pérdidas económicas considerables, reseñó la CUJAE.

El profesor con 56 años en la docencia detalló que "la media global en la Tierra es de seis rayos por kilómetro cuadrado al año. Cuba está entre los países con alta incidencia de los rayos por la frecuencia de las tormentas eléctricas y por su intensidad".

Según datos del Instituto Cubano de Meteorología (INSMET), se registra una media anual de 54 fallecidos por impactos de rayos; esta es la primera causa de muerte por fenómenos meteorológicos en Cuba, agregó la CUJAE.