CubitaNOW
x

Cubita NOW

El enorme incendio en Matanzas puede verse incluso desde el espacio

Redacción de CubitaNOW

Tecnologia, Sociedad, America Latina, Ciencia y Salud, Cuba

El gran incendio de la zona industrial de Matanzas, que desde el viernes afecta ese territorio, puede verse incluso desde el espacio, según imágenes captadas por un satélite ruso.

“Esta imagen del satélite ruso Canopus-B muestra claramente cómo arden unos 25 000 metros cúbicos de petróleo”, describe Russia Today. “Los bomberos llevan 5 días luchando contra el fuego, pero señalan que un incendio de este tipo no tiene precedentes en la historia de la isla y es imposible predecir cuánto tiempo tardarán en extinguirlo”, agrega.

En horas recientes, un experto ruso señaló posibles deficiencias en la estructura de la Base de Supertanqueros de Matanzas que habrían llevado al desastre, de incalculables dimensiones. El socorrista emérito de Rusia y exjefe del Centro ruso de Preparación de Rescatistas, Alexandr Gofstein, dijo a la prensa oficialista de su país que el incendio solo se detendrá cuando no quede nada más por arder, pues los rescatistas en el lugar no cuentan con los recursos para sofocarlo.

“Al construir semejantes bases de petróleo deben cumplirse determinados estándares, en particular, observarse la distancia mínima entre los reservorios y efectuarse su vallado, lo cual permite prevenir el derrame del combustible”, explicó.

Gofstein opinó que “también se debe acondicionar las vías de acceso para los equipos de bomberos y montar los llamados "tubos secos", no llenados de agua, destinados para enfriar los tanques de producirse un incendio, sin hablar ya de garantizar una segura protección contra los rayos”.

“El hecho de que el fuego se haya propagado de un reservorio a otros demuestra que había defectos en la estructura misma de la Base de petróleo, lo cual llevó a un desastre de tamaña proporción”, apuntó el experto del país euroasiático.

De igual modo, consideró que la técnica de emplear aeronaves con depósitos de agua era infructuosa, también que la escasa visibilidad en la zona no permitiría la precisión para aplicar agentes químicos que corten la propagación. “Encima de un fuego tan grande surge una columna de aire muy caliente, imposible de superar para los aparatos aéreos. Extinguir desde gran altura, donde el aire no es tan caliente, no ocasionaría efecto, pero si el avión baja, simplemente se quemará”, sostuvo.

Para el experto, “es imposible sofocar tales llamas con agua, pueden ayudar solo la espuma contraincendios, agentes químicos y gas carbónico, lo cual resulta muy caro y es poco probable que se tenga en las cantidades requeridas en el lugar del desastre.

La víspera, las autoridades cubanas reconocieron que la magnitud del incendio había aumentado en las últimas horas. El teniente coronel Alexander Ávalos Jorge, segundo jefe del Departamento Nacional de Extinción del Cuerpo de Bomberos de Cuba, dijo que algunos factores habían provocado un cambio de las estrategias de enfrentamiento al fuego de manera constante.

El oficial del Ministerio del Interior explicó que estaban trabajando para que las llamas no alcancen la terminal 321, donde hay productos altamente volátiles como gasolina. Asimismo, admitió que no podía estimar el tiempo por el que se extendería la situación. “Tenemos la colaboración para que sea lo más rápido posible, pero no depende solo de nuestra actitud”, aseveró.