CubitaNOW
x

Cubita NOW

Economista cree que Cuba “navega sin un mapa” tras medidas anunciadas por el régimen

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

“Navegar sin un mapa”, así ve el economista Pedro Monreal a Cuba tras las medidas anunciadas la víspera por el ministro de Economía, Alejandro Gil Fernández.

El también viceprimer ministro Gil Fernández, informó sobre unas 70 medidas para “avanzar en la recuperación de la economía” de Cuba, entre ellas, la compraventa de divisas a la población con un tipo de cambio “económicamente fundamentado y donde podamos trabajar con todas las divisas, incluyendo los dólares en efectivo”.

El economista Monreal habló entonces en sus redes sociales de la decisión ratificada en Cuba de establecer “un esquema secundario de asignación de divisas”, advirtiendo que no hay evidencia internacional que apoye esta decisión.

“A diferencia de la unificación cambiaria vietnamita de 1989, el gobierno cubano renunció muy rápidamente a ese objetivo y ha optado por expandir tasas paralelas. No existe evidencia internacional de que una reforma económica pudiera avanzar en esas condiciones”, explicó en Twitter.

Argumentando su ejemplo, agregó “el proceso de unificación cambiaria en Vietnam inicialmente incluyó una tasa oficial de referencia del Banco Central, una tasa de banca comercial (hasta 5% de desviación de la tasa de referencia), y la tasa del mercado informal. En la práctica, las 3 convergieron aproximadamente”.



 

“Un dato importante de la unificación monetaria en Vietnam en 1989-1991 es que la tasa de cambio se establecía mediante subastas en dos bolsas de cambio, en las que el banco central era un actor principal. Es decir, la tasa de cambio no era una decisión administrativa”, añadió.

Algunos cubanos le preguntaron entonces si el Gobierno de la isla esta improvisando pasos:

“¿O sea, que se está improvisando? ¿Para variar?”, increparon al experto.

La respuesta del economista expone malos augurios: “Un proceso de unificación cambiaria con hiperdevaluación (2300%) es como navegar sin un mapa. Habría que responder a imprevistos, pero el punto crucial es que debe ser parte de una transformación mayor coherente y eso es precisamente lo que no se observa hoy en Cuba”, dijo.

Para un cubano, el ejemplo positivo del proceso de unificación cambiaria en Vietnam parece una utopía muy dura de alcanzar.

“En Cuba eso parece una utopía. La dictadura se pone nerviosa con solo pensar en perder un poco de control. Por eso lo de "la tasa de cambio no era una decisión administrativa" no lo veo por ningún lado. Los dirigentes no tienen la capacidad para entender de algo más que no sea hacer propaganda. Los profesionales buenos capaz de tomar medidas medianamente decentes no duran nada en puestos directivos a nivel político. Porque son trabas por todos lados. Es nadar contra la corriente todo el tiempo. Solo hay ineptos en el poder”, advierte el internauta.

Para otro cubano, está claro que el Gobierno, no solo no quiere ceder un ápice, sino que tampoco le interesa avanzar.

“Ellos (los que dirigen) no quieren avanzar, es un hecho. De quererlo lo hubiesen hecho hace mucho. Prefieren la vida parasitaria de cuanto país puedan parasitar. Y del emigrado, que no puede faltar”, señala.

La víspera, ante el pleno de la Asamblea Nacional, el propio ministro de Economía, “ponía el parcho, ante de ver la gotera” asegurando que las medidas anunciadas no eran “fórmulas mágicas”.

“Ninguna de estas medidas está exenta de riesgos ni es mágica, ni genera por sí sola, a partir del lunes, el incremento de las ofertas en las tiendas”, dijo Alejandro Gil.