CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

Cubanos, ciudadanos de segunda en hotel: “desayunar cuando los extranjeros hayan comido”

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

Aunque en los últimos años los cubanos han podido entrar a hoteles y quedarse, en los últimos meses han aumentado las denuncias por el maltrato a quienes parecen ser ciudadanos de segunda en su propio país. El influencer Yander Serra denunció este sábado que no le dejaron entrar al desayuno del Hotel Capri en La Habana hasta que terminen los extranjeros.

"Esta es la Cuba para los cubanos, el Hotel Capri de La Habana, donde el horario dice que abre a las 7:00 a.m. pero los encargados te niegan la entrada; aún cuando vas a pagar tanto como los extranjeros", dijo Serra en Facebook.

"Te dicen que sólo puedes desayunar cuando los extranjeros hayan comido, o sea que sólo podrás comer una vez que ellos dejen lo que no deseen..."

"Cuba avanza y eso les duele... Lo peor es que no hay peor astilla que la del mismo palo... Cuba da asco... Triste pero da asco y más su gente... A veces me da tristeza ser cubano...", agregó.

Varios cubanos lamentaron que sean desplazados en su propio país.

MileRoly Pantoja contó su experiencia en El Capri. "He estado en ese hotel incluso con reservación de tres días tuve la oportunidad de hacer amistad con unos cuantos trabajadores que son maravillosos, pero lo que tú dices tiene toda la razón. Es tal como lo cuentas. Lastimosamente mi esposo y yo parecíamos que éramos de otro planeta y en el desayuno ni hablar los mismos trabajadores, aclaro algunos, la gran mayoría que son cubanos como uno te miran como si uno no perteneciera o no tuviera derecho de estar ahí y estoy hablando del mes de junio".

"La pura realidad, cubano no quiere cubano. Yo fui a sacar un hotel y me dijo la de la agencia que habían subido de precio porque estaban evitando el cubaneo", contó Luis Carlos Manso.

"Así mismo, subieron los precios de los hoteles para que los cubanos que, según ellos consumen mucho, no puedan reservar. ¡Qué horror! Fui al Hotel Nacional para pasar a la terraza con mi familia y me dijeron que no. No me dejaron ni parquear el coche, y ese mismo día unos amigos italianos que no eran huéspedes del hotel, fueron y pasaron el día en la piscina", dijo Eduardo Castro Zamora.

"Es real pues me pasó en el Club Habana. Fui con la familia y amistades, y me indicaron mis amigos que preguntara mi esposo que es español, entonces entró toda la turba, éramos 15. Seguramente siendo turista, pero cubana, también me hubiesen bateado y a ellos con dinero ni hablar les hubiesen dejado ¡Qué humillante! ¡Qué asqueroso! ¡Cuánta vergüenza e impotencia!", afirmó Ana Rizo.

"Es una vergüenza tan grande, como siempre el extranjero por encima del cubano. Es increíble lo que los cubanos por miedo hemos permitido que nos hagan, que sigan humillandonos y echándole la culpa a Estados Unidos cuando los culpables son ellos. El sistema de mierda que nos tiene más mal cada día", opinó Elieser Licor Baños.


Recomendado para ti: