CubitaNOW
x

Cubita NOW

Cubano viajaba a Sancti Spíritus a robar motorinas: Concretó al menos 10 robos en dos meses

Redacción de CubitaNOW

Tecnologia, Sociedad, Cuba

Un cubano residente en Ciego de Ávila ha sido acusado de robar al menos 10 motos eléctricas en Sancti Spíritus, el hombre viajaba desde su provincia a la vecina ciudad para efectuar los hurtos.

“Llegaba temprano en las mañanas y por lo general usaba uno de los bancos con vista hacia el Buró de Reservaciones del Grupo Hotelero Islazul, lo que le permitía espiar mejor cuanta moto eléctrica se detenía en esa sección del parque Serafín Sánchez de la ciudad cabecera”, reportó el diario local Escambray.

Según ese rotativo el hombre se disfrazaba lo mejor que podía para no ser identificado “vestía camisa manga larga, gafas, nasobuco y gorra para que su rostro no fuera captado por las múltiples cámaras de seguridad instaladas en la zona y en principio lo logró, al menos durante dos meses”.

Entre los meses de mayo y junio, el cubano logró robar con total impunidad en varios sitios de la ciudad de Sancti Spíritus a plena luz del día y en la vía pública, de acuerdo con el reportaje del medio estatal esa provincia “mostró un incremento significativo en el registro de hechos de sustracción de ciclos eléctricos, concentrados en la ciudad cabecera provincial”, precisamente en eso meses por lo que se atribuye al accionar delictivo de este individuo.

El hombre robaba en el parque Serafín Sánchez “uno de sus lugares favoritos”, además de la zona del parqueo del Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos y “otras calles y lugares concurridos del municipio cabecera”, dijo la prensa.

Sobre su modus operandi, también revelaron que en ocasiones seguía a pie al propietario de la moto eléctrica “para cerciorarse de que estuviera ocupado en una cola o en el cajero automático”. Allí aprovechaba para regresar hasta donde había dejado el vehículo “forzaba el timón, porque el interior posee tan solo una fina lámina de calamina que, al ser girada en sentido contrario a la posición natural, parte el seguro y la empujaba hasta un lugar apartado, donde luego la ponía en marcha al activar los circuitos eléctricos”. 

Sin embargo, tantos robos seguidos comenzaron a hacerse evidentes y en una ocasión fue visto en la calle Bartolomé Masó, donde a un vecino que le pareció sospechosa su actitud con semejante indumentaria, alertó al dueño de una motorina “a punto de caramelo”, quien logró ponerla a salvo.

Tal vez ese susto y la adrenalina de un nuevo robo, le hicieron caer por sus propios errores. De acuerdo con Escambray “el pasado 24 de junio, tras haber sustraído una moto eléctrica en los bajos del edificio Doce Plantas, transitaba por la Carretera Central cuando, como parte de una acción policial de rutina, un carro del Ministerio del Interior (Minint) le hizo señas para que se detuviera. Así lo hizo, pero al creerse descubierto abandonó la moto y se dio a la fuga, ocultándose entre la maleza del lugar para evitar ser capturado”.

Allí comenzó la caída del ladrón porque lograron recuperar una huella y al cotejarla le encontraron en la base de datos con antecedentes penales, descubriendo incluso su lugar de residencia en la provincia de Ciego de Ávila.

“Se trata de un individuo de 38 años de edad, desocupado y con antecedentes de haber sido procesado por delitos de robo con fuerza y hurtos”, indicaron.

Una vez detenido se confesó autor de los robos y colaboró con la investigación, aunque accedió voluntariamente a ubicar y reconstruir los hechos, le fue impuesta la medida cautelar de prisión provisional.  

El imputado reveló a las autoridades que no trabajaba solo “sustraía con facilidad las motos eléctricas y luego procedía a su traslado hasta Ciego de Ávila, donde las entregaba a otro ciudadano para su comercialización en el mercado negro”.

La otra persona, de 35 años de edad, “también desocupado y con antecedentes penales, fue detenido y trasladado hasta Sancti Spíritus”.

“Contra ambos se inició el proceso de instrucción por los presuntos delitos de robo con fuerza y hurto de carácter continuado”, precisa la nota.