Ahorro o apagones, son las personas quienes deciden si ponen en peligro ‘al barrio’.

Como consecuencia del adverso escenario económico-financiero, Cuba decidió realizar a partir de este pasado 18 de abril una reducción de las cifras de consumo energía fijada a los territorios, equivalente en la provincia de Ciego de Ávila al 10 por ciento del total que empleaba en este momento.

“Estamos en un punto crítico, según trascendió en una videoconferencia que efectúa a diario la Unión Eléctrica, y si en determinado horario del día se agotara el combustible establecido para la jornada, habría que comenzar a quitar la corriente en algún circuito; “aunque, que lo sepa la población, no hay hasta la fecha apagones programados”, ha reiterado Daniel Pérez García, director Comercial de la Empresa Eléctrica de Ciego de Ávila”.

¿Cuál es el llamado? Son las personas, en el trabajo y en el hogar, quienes deciden en el adecuado uso de una u otra variante de la energía; y el que la derrocha en el centro laboral, además de afectar la economía, pone en peligro al barrio.