Abogados explican cómo afectarán a los cubanos las nuevas medidas de EEUU

Abogados explican como afectaran a los cubanos las nuevas medidas de EEUU

Las nuevas medidas anunciadas el lunes por el gobierno de Estados Unidos no deberían afectar a los cubanos que piden su residencia permanente bajo la Ley de Ajuste, indicaron la víspera dos abogados de Inmigración expertos en trámites migratorios para ciudadanos de Cuba.

“En particular el Ajuste Cubano tiene una provisión desde los años 1967-68 [según la cual] ser carga pública no le prohíbe a un cubano obtener su residencia”, comentó el abogado Willy Allen en entrevista con Radio y Televisión Martí.

“Por eso hay personas mayores que nunca han trabajado en Estados Unidos, que nunca han pagado al arca pública, y se han legalizado como cubanos y reciben ayuda económica”, añadió.

Po otro lado, señaló que hay algunas categorías de la green card para venezolanos, nicaragüenses y haitianos que tampoco deben verse afectadas.

Mientras que otro experto, el también abogado de Inmigración Ángel Leal, indicó que los cubanos que sí podrían afectarse son los reclamados por familiares que estén recibiendo algún tipo de asistencia pública.

“Si el familiar que le hace el afidávit aquí a un cubano que pretende venir por Guyana está recibiendo asistencia pública, o la está recibiendo algún miembro de la familia [con la que vive], eso lo van a tomar en cuenta”, explicó Leal.

Por su parte, el director interino del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, Ken Cuccinelli, dio a conocer el lunes que haber recibido Medicaid, ayuda para comprar alimentos –food stamps–, subsidio para la vivienda o cualquier otro tipo de asistencia pública podría impedir que un inmigrante reciba la green card.

“Un inmigrante legal será considerado carga pública, según Cuccinelli, si recibe uno o más de los beneficios públicos enunciados durante más de 12 meses en un plazo de tres años”, añadió.

Las leyes federales de Estados Unidos son claras al decir que quienes pidan residencia permanente deben probar que no van a convertirse en carga pública, y el anuncio de la Casa Blanca viene a dejar más detalles de por qué podrían descalificar al solicitante.