Trump se retracta y no usará su resort de Miami para la Cumbre del G7

Tras críticas y advertencias de que violaba normas éticas, el presidente dijo que no propondrá su complejo turístico como sede del encuentro de líderes de las naciones más industrializadas que se hará en 2020.

Luego de que la Casa Blanca defendiera realizar la Cumbre del G7 en el resort de Donald Trump en Doral, en Miami, Florida, el presidente se retractó y ahora afirma que no considerará hacer allí la reunión anual de líderes de las siete naciones más industrializadas del planeta.

“Debido tanto a la locura y hostilidad irracional de los Medios y los Demócratas, ya no consideraremos Trump National Doral, Miami, como sede del G-7 en 2020″, señaló el mandatario en un tuit enviado el sábado en la noche.

Trump acotó que empezarán a buscar otros lugares “incluyendo la posibilidad de Camp David”, la residencia de descanso de los presidentes.

El presidente recibió una ola de críticas por sugerir que se reunirían en su propiedad en el sur de la Florida. Este jueves su jefe de gabinete, Mick Mulvaney, formalizó los planes de celebrar la cumbre en el resort durante una rueda de prensa.

La polémica idea representaba un conflicto de interés y un nuevo desafió ético, a pesar de que el presidente insistió en que lo “haría sin recibir ganancias”. Momentos antes de anunciar su cambio de planes, Trump promocionó en un tuit las instalaciones y la ubicación del resort.

Los negocios del mandatario han sido problemáticos pues optó por no desvincularse de ellos, como había sido la tradición en EEUU. Los políticos suelen dejar sus intereses económicos en fondos fiduciarios cuando llegan a cargos de elección popular.