Tras ser desalojados en París, varios cubanos quedaron ‘en la calle sin ninguna protección’

Tras ser desalojados en Paris varios cubanos quedaron en la calle sin ninguna proteccion

Varios migrantes cubanos se han visto en la necesidad de improvisar, cerca del ayuntamiento de Saint-Ouen, un campamento en la calle, con la ayuda de algunas asociaciones, tras ser expulsados, ​​a fines de julio, de un almacén.

Allí permanecían no solo cubanos sino, además, colombianos y peruanos, incluidos niños pequeños, quienes han establecido un campamento frente al ayuntamiento de la ciudad al norte de París.

Solo piden a las autoridades ser reubicados, sin embargo, estas se niegan a dialogar porque los consideran “ocupantes ilegales”, refiere una publicación local.

Asimismo, asegura que están allí unos “cuarenta, tal vez cincuenta o más. Difícil de decir. Todos son refugiados latinoamericanos, en su mayoría colombianos o cubanos, pero también bolivianos, peruanos o dominicanos indocumentados”.

“Es difícil saber exactamente cómo están durmiendo aquí”, dice Fanny Dulin, con su casulla amarilla “Derecho a la Vivienda” (DAL) que organiza su apoyo a los migrantes, en tanto asegura que hay “mujeres embarazadas y niños pequeños”.

El 6 de agosto, Cubita Now informó que sobre la expulsión de estos antillanos en París que se contaban entre los cerca de 150 migrantes que fueron expulsados de una fábrica abandonada que ocupaban desde comienzos del año en la ciudadela de Saint-Ouen.