Sin tren de aterrizaje pilotos rusos logran salvar a más de doscientas personas

Un avión de una aerolínea rusa tuvo que tocar tierra de emergencia en medio de un campo de cultivos a las afueras de Moscú, y sin tren de aterrizaje.

“Un Airbus A321 que salió de Zhukovski a Simferópol aterrizó de emergencia tras el despegue cerca de la aldea de Ríbinskoye, a las afueras de Zhukovski”, reseñó la revista digital Sputnik.

Afortunadamente la aeronave pudo descender y sus pasajeros fueron evacuados sin reportarse decesos.

El Ministerio de Emergencias ruso confirmó que todos los pasajeros están sanos y salvos. “Había 234 personas a bordo, incluidos 7 tripulantes”, precisó un portavoz del ente.

De acuerdo a la información ofrecida por dicho medio de prensa, “uno o más motores del avión se incendiaron, posiblemente, por la entrada de aves”.

Por su parte, una fuente de Emergencias dijo que el incendio en el A321 pudo controlarse.

En tanto, la agencia rusa del transporte aéreo, Rosaviatsia, precisó que “el avión aterrizó con el tren subido” y que los pilotos apagaron los motores antes del aterrizaje.

Por ahora reconocen que fue la pericia de los pilotos la que, salvo la vida de los cientos de personas a bordo, incluidos 17 menores.

En un comunicado del Ministerio de Sanidad detallaron que “en el Hospital de Rámenskoye permanece una herida cuyo estado, según los médicos que les brindan toda la asistencia necesaria, es de mediana gravedad. Las demás personas se fueron a sus casas después de una revisión médica”.