Cubita NOW

Religioso responde a vinculación del deceso de joven holguinero a ritual de santería

Por Jorge Díaz - jueves 16 de enero de 2020

Featured Image

Un religioso cubano ha respondido a una publicación donde denuncian que el joven ultimado en la provincia de Holguín habría sido utilizado para un ritual de santería.

“A raíz de los tristes sucesos ocurridos en mi ciudad de Holguín donde se le arrebató la vida a un joven de solo 24 años se ha ido compartiendo un escrito donde se culpa a un supuesto babalawo de ser uno de los autores o participante en tan inhumano hecho, según dice el escrito que muchos ya han leído, el motivo principal fue que una “prenda o caldero” de Zarabanda había pedido sangre humana y esto desencadenó todo lo ocurrido”, dice el cubano.

Al respecto indica “mi intención con estas líneas es dejar clara algunas cosas que la sociedad en general debe conocer para evitar una avalancha de malos entendidos”.

“Existen varias religiones de origen africano y entre ellas está la religión Yoruba, dígase santeros y babalawos, están además los Bantu llamada Regla de Palo Monte, Los Arara, los Abakua entre otros”, alega.

“… todo el mundo debe saber que en ninguna de las religiones antes mencionadas se utiliza ni se utilizó el sacrificio de seres humanos, esto es un reverendo disparate, lo que sí existe son personas que se aprovechan del fanatismo de otros para llevar a cabo sucesos denigrantes y me refiero a todas las religiones sin excepción”, advierte.

En tanto, manifiesta “nosotros los yorubas adoramos la naturaleza, los ríos, las plantas y los animales, nuestra filosofía en su esencia radica en dar vida no en quitarla, a pesar de que utilizamos animales no domésticos en algunos de nuestros rituales, los cuales después son aprovechados en la alimentación de nosotros mismos”.

“Espero que una vez aclarado el hecho alguna fuente confiable esclarezca en los medios las verdaderas causas de lo ocurrido y por supuesto haga pagar con la mayor de las sanciones a los implicados. No se puede juzgar una religión por la pésima conducta de un individuo”, expone.