Cubita NOW

Periodista cubano exige ‘un juicio justo’ para Ferrer

Por Hervin Salinas - jueves 28 de noviembre de 2019

Featured Image

El joven reportero cubano, José Raúl Gallego, desentrañó, desde su punto de vista, el material presentado recientemente por la televisión cubana sobre José Daniel Ferrer, líder de UNPACU, que lleva más de cincuenta días detenido por el gobierno de la isla.

Cubita Now reproduce el texto, de manera íntegra, a continuación:

El NTV ha pasado en su emisión estelar un trabajo sobre el caso de José Daniel Ferrer. En el mismo puede apreciarse lo siguiente:

1- Un conjunto de imágenes de pocos segundos de duración, editadas, que se emplean como evidencia para mostrar el buen estado de salud de Ferrer, pero que de la manera en que están presentadas no pasa de ser evidencia circunstancial. Un video extraño de Ferrer con encapuchados, sacado de contexto, que el opositor dice que es una reunión con una banda (la Banda de los 63) que denuncia fueron pagados para agredir a Ferrer (aquí está el video original para que cada quien lo juzgue https://www.youtube.com/watch?v=T7m0VGW96uU). Imágenes de la visita de la funcionaria norteamericana Mara Tekach a la casa de Ferrer y que se usa como evidencia de que ella lo dirige. Un conjunto de juicios emitidos por el periodista.

2- Por otra parte, se muestran declaraciones de ex activistas de la UNPACU (tal vez algunos sean miembros de la Seguridad, aunque no tengo pruebas de ello) que denuncian, efectivamente y antes de que esto ocurriera, comportamientos violentos de José Daniel (golpizas, torturas, etc.) lo cual motiva en cualquier lugar del mundo la apertura de una investigación. También un impresionante video de Ferrer golpeándose contra una mesa y acusando al guardia de agredirlo.

Una imagen lo suficientemente fuerte como para quedar grabada en la mente de muchos y poner en dudas los maltratos denunciados por el opositor, a pesar de que la lista de denuncias de golpizas, maltratos y torturas (psicológicas y físicas) en las cárceles cubanas es amplia.

Ahora bien, lo que el video no desmiente en ningún momento es lo que ha constituido el centro de las denuncias de muchas personas en redes sociales: la violación del debido proceso. Si José Daniel agredió a otras personas (aunque hay que estar claro que esta es una de las técnicas que utiliza la Seguridad del Estado para fabricar casos) debe ser juzgado en un juicio justo (algo que no existe en

Cuba para casos políticos) y respetándoles las mismas garantías que se les respetan incluso a asesinos, infanticidas y violadores. De esas garantías, que incluyen el acceso a un abogado, el habeas corpus, el cumplimiento de los plazos que estipula la ley, la legalidad del proceso no se habló en el reportaje. Y esto es sumamente importante, porque estamos hablando de un país donde las leyes están desbalanceadas en favor del poder e incluyen figuras y procedimientos que en buena parte del mundo no existen (la peligrosidad predelictiva, por ejemplo).

En cambio, el trabajo se centró en demostrar la vinculación política de José

Daniel con el gobierno de Estados Unidos (lo cual lo situaría como violador de las leyes 80 y 88 y pone en evidencia el trasfondo político del proceso) y en aportar elementos sobre la conducta violenta de Ferrer, violando así la presunción de inocencia y sentenciándolo públicamente antes de que se realice el juicio, lo cual es una violación por parte de los medios y de quienes los dirigen: PCC-Estado-Gobierno, porque como todos deben saber, este trabajo no es un fruto de una iniciativa del periodista; este trabajo es una orientación para la cual se suministra guión, forma y contenido.

Para desmentir las acusaciones que desde las redes y los organismos internacionales se le ha hecho a Cuba, bastaba con ofrecer las evidencias del cumplimiento del debido proceso y mostrar imágenes, con la presencia de contrapartes independientes (esto es vital), del estado de salud de Ferrer que testificaran que no fue sometido ni a torturas ni a malos tratos. Pero esto no se hizo.

Por tanto, luego de este video presentado por el NTV, el reclamo sigue siendo el mismo:

1-

Respeto al debido proceso para cualquier persona.

2-

Garantías para un juicio justo enfocado en las denuncias de violencia (para lo cual necesariamente tiene que haber observadores independientes durante el proceso por la naturaleza política de este caso y por la ausencia de independencia del sistema judicial cubano).

3- Cese de la criminalización de Estado al acto de disentir en materia política, para que el ejercicio legítimo de la oposición pueda realizarse de manera legal, efectiva, ausente de presiones por parte de la Seguridad del Estado, y ser llevado a cabo sin consecuencias por personas de bien y dentro del marco de reglas justas.


Recomendado para ti