Pasó más de 15 horas en un vagón chino junto a sus hijos para llegar a Santiago

Paso mas de 15 horas en un vagon chino junto a sus hijos para llegar a Santiago

Alfredo y su familia supieron de la llegada a La Habana de los vagones de China y, además, que estos servirían para que los viajes en tren a oriente se hicieran más viables para los antillanos, así que no dudaron en valorar la idea de ir a ver a su familia en esa región.

Compraron los pasajes para hacerlo, pero, “una mañana de agosto y después de casi tres horas de retraso escucharon por los altavoces de la terminal La Coubre el llamado para abordar “la larga serpiente de hierro”.

“Una vez pasé al andén, noté que en cada vagón se subían un policía y una ferromoza”, dijo a 14ymedio Alfredo. “Al llegar a las terminales los oficiales se bajan para asegurarse de que nadie ha descendido del tren, ni siquiera los fumadores”, agregó.

“El viaje es de 14 horas a Santiago, pero se retrasó”, lamenta Alfredo. Su trayecto se prolongó durante casi 18 horas que se hicieron muy incómodas.

El nuevo tren, explica el citado medio, no tiene un vagón específico para el equipaje, de ahí que cada pasajero debe llevar las maletas y bultos en el compartimento que hay encima de cada asiento, lo que ha sido motivo de muchas quejas, así que ya están valorando regular el tamaño de las maletas y establecer medidas de hasta 158 centímetros.