‘Mis agresores nunca fueron presos’, cubano víctima de homofobia cuenta lo que vivió en la isla

Mis agresores nunca fueron presos cubano victima de homofobia cuenta lo que vivio en la isla

José Enrique Morales Besada, es un joven cubano que fue víctima de un ataque homófobo en junio del 2017 en su ciudad natal, Morón, en Ciego de Ávila, al punto de que le desfiguraron su rostro.

Gracias a su astucia, Morales Besada logró salir de Cuba e ingresó a los Estados Unidos, país en el que reside y que le dio la posibilidad de ir hasta el programa del presentador cubano José Carlucho.

Allí aprovechó para recordar todo lo que le ocurrió y denunciar que su caso fue cerrado sin un juicio y con solo una multa para sus agresores.

Según reseña el confiaba en que recibiría ayuda de Mariela Castro Espín, directora del CENESEX, sin embargo, tras la promesa de que lo visitarían, todo se apagó y no recibió la visita ni la ayuda de ninguna institución o persona del gobierno.

Sus agresores tampoco fueron nunca a juicio, algo que él jamás entendió, porque, además, no era la primera persona contra la que arremetían, ya antes habían agredido a otro antillano dejándolo entre la vida y la muerte, tal y como relata Morales.

Sin embargo, hoy recuerda con agrado el día que llegó a los Estados Unidos y le garantizaron que había pisado suelo de libertad y sus derechos serían respetados.