Médicos cubanos asumen trabajos informales para sobrevivir en Brasil

Médicos cubanos asumen trabajos informales para sobrevivir en Brasil

‘A pesar de las promesas, los médicos cubanos no tienen perspectivas de volver a ejercer la medicina en Brasil y cuentan con el trabajo informal para sobrevivir’, apunta una información del diario Exame de esa nación .

“Ellos llegaron a trabajar como médicos y ahora son conductores, ambulantes, limpiadores, criadores de peces ornamentales y albañiles”, detalla el rotativo Exame.

De acuerdo con el rotativo “desde finales del año pasado, cuando el gobierno cubano rompió el acuerdo de cooperación con Brasil en respuesta a las críticas del presidente Jair Bolsonaro, un grupo de dos mil profesionales de la salud decidieron continuar en el país, con la promesa de que ningún quedaría abandonado pero hasta ahora nadie ha recibido el apoyo esperado”.

Mientras los cubanos tratan de sobrevivir a la espera de un cambio, la alternativa más cercana se está vislumbrando desde el Consejo de Secretarios Municipales de Salud, quienes presionan al gobierno para que permitan a los galenos de la Isla ejercer y así suplir las necesidades actuales de varios territorios que no cuentan siquiera con atención primaria después del cierre de “Más Médicos”.

Los integrantes del Consejo confirmaron que “la alternativa sería la concesión de la autorización temporal. Hoy, sólo 22 profesionales cubanos actúan en el programa amparados en decisiones judiciales”.

“El grupo defiende la concesión de una autorización para que cubanos trabajen por período determinado, a ejemplo de la concedida por el Ministerio de Salud a médicos formados en el exterior. Se prevé una serie de condiciones: cumplir una carga horaria mínima y sólo poder trabajar en la atención primaria en las ciudades atendidas por el Más Médicos” afirman.

“La idea sería extender la autorización por un año o dos para que cubanos puedan volver a trabajar”, ha expresado el presidente del Consejo de Secretarios Municipales de Salud, Mauro Junqueira.

Sin embargo,en el diario El Estado de Sao Pablo, el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, afirmó que los cambios no se pueden hacer por medio de decreto. “Tienen que ser hechos vía Congreso”.