La verdad que Cuba no quiere que se sepa, la historia de las dos caras y una confesión

El 22 de junio de 1964 Julio E. Carretero Escajadillo fue ajusticiado en la prisión de La Cabaña en La Habana con al menos otros 10 líderes de la insurgencia contra el régimen de los Castro dirigida por pequeños agricultores: Blas Nicolás Ortega Ortega, Alfredo Borges Almarante, Mario Bravo Cervantes, Francisco Cedeño Montelier, Tomás García Valle, Valentín Hernández, Macho Jiménez, Manuel Munso Laguardia, Raúl Morell Viciedo and Benito Rodríguez Pedraja.

Carretero era comandante en jefe de todas las guerrillas del Escambray y fue capturado cuando su ubicación fue delatada por un informante de la policía. Los líderes guerrilleros fueron ejecutados mientras cantaban el himno nacional cubano.

“EPD Carretero, los Guajiros del Escambray jamás olvidamos lo que ustedes hicieron para evitar que Cuba cayera en donde está hoy día… mis respetos”, escriben en el día de hoy los que los recuerdan como líderes y hermanos de lucha contra el régimen que oprime Cuba.

La VERDAD que Cuba no quiere que se sepa.

Juan Lázaro Ávila Herrera, parte del batallón de fusilamiento, se confiesa de los delitos cometidos y cuáles fueron sus razones para tener que prestarse a cometer tales delitos.

En el vídeo se ve en las malas condiciones que vive y además perdió una pierna. En su descontento por la revolución que tanto cosas hizo, confiesa.

Mira el vídeo aquí.