Granma ignora comentario respuesta del humorista Marcos García

Granma ignora comentario respuesta del humorista Marcos Garcia

El humorista cubano Marcos García Rodríguez también se tomó un tiempo para responder al periódico Granma y a su artículo sobre el papel del humor en Cuba, de cara a los dirigentes.

“HUMOR DE UN SOLO SENTIDO” es el título de un artículo de opinión publicado en el GRANMA DIGITAL el pasado 9 de agosto. El sábado 10 escribí en la propia página del Granma mi opinión expresando lo que pienso al respecto”, dijo el comediante.

“Hoy lunes he revisado las respuestas sólo para confirmar lo que ya sabía: que mi comentario no sería publicado. Así pues, aquí la repito de modo más democrático y seguramente más público que el propio Granma”, añadió.

“Periodista: si un humorista hace un chiste sobre una premisa falsa, no hay chiste. Esto es ABC de la comedia. Si la gente se ríe es porque la premisa es creíble. Otra cosa es que a esos dirigentes que se ven retratados en la televisión les sirva el sayo que se muestra y se sientan aludidos”, indicó en su comentario.

“Pero algo peor es que en un medio como éste se publique semejante opinión, porque lo publica nada menos que “el órgano oficial” del Partido. Al publicar su artículo, la redacción está haciendo “oficial” una opinión que ataca el trabajo de quienes también combaten lo mal hecho y le aseguro que aunque no le guste, lo hacemos con mejores y más efectivas armas de las que usted puede imaginar. Una opinión como la suya clama por la intolerancia y la falsa moral”, añadió.

“Antes de que la redacción de este órgano oficial lo publicara, debieron preguntarse por qué existen dirigentes que sirven de ejemplo para ese tipo de críticas. Si por evitar comentarios como el suyo o por evitar buscarnos problemas o por evitar herir sensibilidades de indolentes o corruptos y sus dosis de poder, los humoristas hacemos silencio y nos centramos en el chiste fácil -que, por cierto, es bastante más rentable-, estaremos entrando en el mismo juego de esconder la cabeza o botar el sofá. Estaríamos mintiendo y colaborando con disimular el daño que se hace a la sociedad con silencio cómplice”, sentenció García.

“No cuente conmigo para eso. Como mismo no acepto trabajar en centros nocturnos donde se hace reír con “el chucho” o con lo que considero de mal gusto, tampoco acepto quedarme callado por no buscarme problemas. Eso es también contribuir a la sociedad” asegruó.

“Periodista y redacción: lean de nuevo a Fidel: “Nos casaron con la mentira y nos han obligado a vivir con ella en vergonzoso contubernio; nos acostumbraron a la mentira, y nos asustamos de la verdad. Nos parece como que el mundo se hunde cuando una verdad se dice, ¡como si no valiera más la pena de que el mundo se hundiera, antes de que vivir en la mentira!”. Saludos. Marcos García. Humorista y criticón a mucha honra”, concluyó.

Ulises Toirac, su colega, también respondió a Granma y fue claro al decir que deben cambiar los dirigentes, antes que el humor.