Evo Morales pide ayuda internacional ante presiones por incendios en la Amazonía boliviana

El presidente Evo Morales anunció que detenía su campaña de reelección para supervisar de a lleno los esfuerzos por detener el desastre en la amazonía.

Además, “cambió de postura y ahora está listo para aceptar la ayuda internacional que unos días antes rechazaba”.

Luego de múltiples protestas ocurridas esta semana en La Paz, protagonizadas por grupos ambientalistas, que le acusan de respuesta tardía, Morales a dicho ante las cámaras que toda ayuda será bienvenida para  detener el fuego en la Chiquitania, zona de transición entre el Amazonas y El Gran Chaco.

Los activistas creen que “las políticas de Evo Morales son en parte culpables de los incendios”, debido al apoyo de gobierno a las prácticas de “el chaqueo”, utilizada por los agricultores para ampliar áreas de cultivo a través de la quema de bosques.

En tanto, comenzaron a aparecer, las imágenes del avión Boeing 747-400 rentado por su gobierno a la empresa Global SuperTanker, con sede en Colorado y que labora en el área boliviana de la selva amazónica hasta donde ha llegado el fuego.

El B747-400 SuperTanker está en la categoría de Airtankers muy grandes (VLAT) utilizados para combatir incendios. Es capaz de arrojar alrededor de 19.000 galones por viaje, según el sitio web de la compañía.

El Amazonas abarca ocho países, incluido Bolivia, aunque la mayoría del bosque está en Brasil.