‘Esos camiones se ven muy poco por estos barrios olvidados de Dios’, reclaman cubanos

‘Esos camiones se ven muy poco por estos barrios olvidados de Dios’, reclaman cubanos

Las opiniones de algunos cubanos en relación con la recogida de desechos sólidos en los barrios de La Habana, han sido recogidas por la prensa independiente cubana en un reportaje bastante acogedor.

El material hace un contraste entre como lucen las zonas céntricas, privilegiadas por la propaganda por la celebración de sus 500 años y cómo se ven las barriadas periféricas.

“No basta con llenar la ciudad con carteles en saludo a sus 500 años, ni embellecer paradas de ómnibus y maquillar dos o tres parques sin árboles”, dijo a Diario de Cuba Micaela Álvarez, exdelegada del Poder Popular en el municipio Cerro.

“La recogida de basura tiene que ser la principal tarea de la empresa Comunales, un problema que solo se ha solucionado en las zonas visibles de La Habana. La publicidad y los discursos no resuelven”, agregó e n torno a a las vallas con las cuales el Gobierno ha inundado la capital.

“A pesar de que la empresa cuenta en el territorio con un aproximado de 13.000 trabajadores, no se logra resolver los diversos problemas, fundamentalmente los relacionados con la recogida de RS”, reconoció un directivo municipal.

“No se trata de insuficiencia en los recursos humanos, sino en la poca disponibilidad y distribución de equipos”, dijo el directivo, pero no supo responder cómo se distribuyeron los camiones recolectores donados por el Gobierno de Japón.

Asimismo, DDC recordó que, “como parte de un donativo de diez millones de dólares para la limpieza de La Habana, el Gobierno japonés incluyó 100 camiones recolectores de desechos sólidos, que llegarían a Cuba progresivamente a través de gestiones de la corporación nipona Somitomo”.

“Pero esos camiones se ven muy poco por estos barrios olvidados de Dios”, se quejó Mayra Zaldívar, residente del consejo popular Los Pinos, en Arroyo Naranjo.

“Recorrí la ciudad hace poco y tal parece que los municipios alejados del centro no pertenecemos a La Habana. Lo único que nos toca son las vallas, pero no los camiones ni la limpieza, que sí puede verse en partes de Centro Habana, La Habana Vieja y el Vedado. Quizá nosotros tendremos que esperar a los próximos 500 años”, añadió Zaldívar.

“La gente también es muy sucia”

Xiluet Plastic Surgery