El tráfico en Miami Beach empeorará y ya se buscan alternativas de emergencia

El tráfico en Miami Beach empeorará y ya se buscan alternativas de emergencia

El tráfico en Miami Beach empeorará en los próximos cuatro años, los conductores deberán esperar atascos espectaculares porque las obras afectarán tres autopistas que llegan al downtown de Miami, a Miami Beach y a la zona del Civic Center FDOT.

De acuerdo con El Nuevo Herald, “el Departamento de Transporte de la Florida (FDOT) y la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade (MDX) están trabajando en el nuevo diseño de la autopista I-395 que, a un costo de $800 millones, incluirá secciones de la I-95 y de la carretera estatal 836, y según estimados, no se terminará hasta el otoño de 2023”.

Según el rotativo esto supondrá “largos años de cierres de sendas, de cierres de rampas y de desvíos que casi seguro afectarán enormemente al ya congestionado viaducto MacArthur”.

Además “en la medida en que los automovilistas traten de evitar circular por el MacArthur, se cree que el tráfico empeorará en los viaductos Julia Tuttle y Venetian”, añade la publicación.

Entre las ideas contempladas para solventar la situación se encuentran:

“Apurar la puesta en marcha de una ruta de autobuses expreso que corra por el viaducto Julia Tuttle, lo que le daría a empleados de los hoteles y los hospitales del área una mejor opción para ir a trabajar en Miami Beach”.

“La ciudad también planea pedirle al Condado Miami-Dade que suspenda temporalmente el pago del peaje en el viaducto Venetian durante el tiempo que se demore la construcción”, hecho que ya se probó cuando los arreglos del viaducto MacArthur.

También se evalúa “la posibilidad de un servicio de taxis acuáticos entre Miami y Miami Beach”, hecho que requiere de una profunda preparación pues anteriormente se intentó y fue fallido debido a los altos precios.