Desfile del 4 de julio deja en bancarrota al fondo destinado para la seguridad de Washington D.C.

Los gastos del desfile militar del 4 de julio han dejado en bancarrota el Fondo de Planeación de Emergencias y Seguridad de Washington DC., con “un saldo rojo de seis millones de dólares para la capital estadounidense, informó Telemundo.

Muriel E. Bowser, alcaldesa de la ciudad, le pidió a Trump, a través de una carta, que el gobierno federal reembolse el dinero gastado por el Día de la Independencia.

Según aseguró la cadena NBC News, Bowser le comunicó al mandatario que las “actividades adicionales de las festividades del 4 de julio y las manifestaciones subsiguientes de la Primera Enmienda” sumaron 1,7 millones de dólares y esa cantidad terminó por agotar el fondo”. Hasta el momento, la Casa Blanca no se ha pronunciado al respecto.

La alcaldesa igualmente pidió el reintegro del dinero para que los residentes del Distrito de Columbia no tengan que cubrir los gastos federales y se puedan mantener los estándares de protección para eventos nacionales.