Cubanos en Nuevo Laredo sienten cada vez más ansiedad ante citas judiciales en carpas de EU

Cubanos en Nuevo Laredo sienten cada vez mas ansiedad ante citas judiciales en carpas de EU

Abel Oset siente pánico, tras una odisea de 11 países que comenzó cuando él y su hijo homónimo salieron de Cuba, y un breve momento en territorio estadounidense, regresaba a Estados Unidos, pero no estaba seguro de poder quedarse.

Ambos defenderían su caso en un tribunal establecido dentro de una tienda de campaña en Laredo, transmitido por videoconferencia a un juez en otra ciudad, lo que viene a ser “el último intento de eliminar una acumulación masiva de casos de asilo”.

Los antillanos estaban entre más de 100 migrantes en el expediente del martes, aunque solo habían llegado 38. “Mucho dependía de esta audiencia; Oset temía la posibilidad muy real de que él y su hijo de 22 años fueran enviados de regreso por el puente internacional, de regreso a Nuevo Laredo y sus cárteles y violencia”, señala Debate.

Este mismo portal local, asegura que algunos migrantes, en espera de audiencias, arribaron al puente antes del atardecer del lunes desde Monterrey, a cientos de millas de la frontera, en tanto otros abandonaron los albergues de la ciudad temprano para no moverse por la noche.

El secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, fue hasta el área para recorrer las nuevas instalaciones el martes, un día después de su apertura.