Cubita NOW

Cubanos cuentan cómo sobrevivieron en El Calvario a la explosión del Hotel Saratoga

Redacción de CubitaNOW - martes 10 de mayo de 2022

Cuba

Featured Image
Fotos: Abel Perez Hernandez/Facebook.

Los testimonios desgarradores de quienes sobrevivieron a la explosión en el Hotel Saratoga de La Habana, siguen estremeciendo a los cubanos. Jorge Luis Iriarte, cocinero de la Iglesia Bautista "El Calvario" contó cómo vivió ese día el lamentable accidente en el templo colindante con la instalación turística.

"Estaba preparando todos los utensilios para hornear unos dulces, había ido a la iglesia junto a dos de mis hijos, Elizabeth de seis y Elias de cuatro años. Ellos jugaban con Sofía de cuatro años también. Es la niña de Yisel, una hermana de la iglesia que estaba en la oficina de Tesorería. Ella había venido a pedirme un dulce para su mamá para el Día de las Madres", contó.

"Como siempre los niños jugaban por los pasillos de la iglesia y yo hacía un café que el hermano Mario me pidió porque no se sentía bien; en un momento me dice 'Elías, papi, queremos leche'. Así que fui, busqué tres pozuelos y mezclé leche en polvo y azúcar, les serví a los tres y los senté en la esquina del comedor de la iglesia. Los dejé ahí y fui hasta la cocina y me estaba tomando mi café cuando de pronto sentí una explosión, un fuerte olor, mucho humo, los cristales se rompían y solo dije 'ay, Dios, ¿quién tiró esa bomba?"

"Sentía los gritos y llanto de Irene en la oficina cercana de educación cristiana y la socorro, ahí veo que viene por el pasillo el hermano Alfredo, el sordomudo y auxiliar en la limpieza de la planta baja que estaba en la azotea. Había sentido como todo el piso se estremeció y al mirar atrás y ver todo el hotel colapsando huyó rápidamente. Yo le dije a ambos que se tiraran al piso de la cocina y fui a buscar a los niños al comedor pensando en que estarían muy asustados".

"Cuando estoy caminando, sin espejuelos no distingo bien de lejos, veo a una persona que los tenía a los tres abrazados y aunque no distinguía bien su rostro. Ese rostro me transmitía paz, yo pensé era Yisel, corro a cargarlos y traerlos a la cocina, pero esa persona no los soltaba solo se mantenía abrazándolos".

"Llegamos a la cocina junto a los demás, ahí se nos unieron Liliana, la bibliotecaria; Yanet, la tesorera; Lynet, la secretaria del pastor; Onaily y Daniel un hermano a quien Dios también libró porque estaba pintando el baño que colapsó. Pero había entrado a la casa pastoral del tercer piso a decirle a Onaily para que lo viera y ahí ocurrió el accidente. Dios usó a Daniel para ayudar a Onaily a encontrar una salida y llegar junto a nosotros. Allí en el suelo oramos pidiendo a Dios su auxilio".

"Al percatarnos de que era en el Hotel Saratoga, donde conocimos después que había explotado un tanque de gas licuado que lo abastecía y que era la onda de expansión lo que nos afectó, dije a todos que debíamos bajar y abandonar el edificio. Dios me ayudó a mantener la calma, al mi hijo verme así él también se portó muy bien. Las mujeres y niñas muy afectadas, así que tomé las llaves, abrí el candado de la reja y bajamos rápidamente los dos pisos en medio de mucho polvo, pero salimos todos sanos y salvos por la calle Zulueta", señaló.

En total 18 personas, 15 adultos y tres niños, que estábamos en el edificio pudimos abandonar el edificio sin sufrir daños. Ya afuera vimos realmente lo que había pasado: el hotel perdió casi tres pisos y el costado que colinda con la iglesia se desplomó destruyendo todo lo que había a su paso, baño, derribando la casa pastoral, aulas, laterales, oficinas y templo, contó.

"Mi esposa que llegó y yo enviamos a los niños con nuestra familia a casa y nos quedamos con un grupo de hermanos y los pastores en las cercanías de la iglesia para oír detalles e indicaciones acerca del edificio. Yo estaba muy preocupado por la leche de los niños que se me había quedado dentro y estaba coordinando poder recogerla. Mi esposa estaba con el celular sin carga y se fue hasta casa de Yisel a cargarlo y esperarme allí, mientras un hermano bombero me ayudó para recoger la leche de los niños".

"Cuando llego a casa de Yisel le digo, lo que ya mi esposa le había comentado y yo no sabía, 'Yisel, gracias por proteger a mis hijos hoy en el comedor' y ella me dice 'yo nunca estuve en el comedor, estaba en la oficina de la tesorería, yo venía con Yanet'. Cuando ella me dice eso sentí que se estremeció mi cuerpo, y entendí que solo un ángel enviado por Dios estaba protegiendo con su abrazo a los tres pequeños".

"Imaginen cómo nos sentimos mi esposa y yo al pasar por esa experiencia, oramos por tantos que en este momento sufren, por aquellos que apoyan y por nuestra iglesia que necesita tanto para ser restaurada. Pero al ver cómo un fuerte abrazo había protegido a los tres niños esa mañana, pude sentir y ver en carne propia que 'el ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen y los defienden' (Salmo 34:7). Ese fue nuestro milagro de ese día. Un abrazo angelical", concluyó.


Image

Por su parte, Abel Pérez Hernández contó cómo sacaron a tres personas sin vida del Templo El Calvario tras la explosión del Hotel Saratoga. "Nunca imaginé que algo así sucedería pero sucedió", dijo el pasado viernes. 

"Ha sido un día en donde el dolor me sacudió mi corazón, la explosión que surgió en el Hotel Saratoga de nuestra ciudad que colinda con la Iglesia Bautista El Calvario cobró varias vidas. Dentro de ellas me tocó a mí y al ps hochy cargar el cuerpo ya muerto de un jovencito, que a mi juicio no pasaba de unos 20 años".

"Fue duro poner su cuerpo en el piso del portal de la iglesia en donde luego de ponerlo a él pusimos el cuerpo de otra jovencita y más tarde el de una mujer que muerta traía sus intestinos y vísceras colgando de la camilla. ¡Qué pena y que dolor! Lloré como si hubieran sido mis hijos, mis hermanos, mis padres, no tengo palabras! Hay mucho dolor en mi corazón. Pido oración a todos los que puedan leer esta publicación".

Según el Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP), "hasta las 6:30 p.m. del día 9 de mayo, 94 personas resultaron lesionadas, de ellas 18 se encuentran hospitalizadas, 36 pacientes recibieron el alta médica y 40 fallecieron" por la explosión del Hotel Saratoga.

CubitaNOW

Es un espacio dedicado a todos los cubanos con el fin de la unión a través del debate con respeto, el entretenimiento y la nostalgia en momentos difíciles para el pueblo de Cuba. Nuestra misión es informar y entretener a cada cubano alrededor del mundo.

Contáctanos
support@cubitanow.com