Cuba busca el acercamiento de artistas estadounidenses en la Bienal pero olvida ha creadores del patio

Cuba busca el acercamiento de artistas estadounidenses en la Bienal pero olvida ha creadores del patio

‘The spirit that resides’ (El espíritu que reside) de la reconocida artista visual afroamericana Carrie Mae Weems, considerada una de las creadoras norteamericanas contemporáneas más influyentes tiene un espacio en la XIII Bienal de La Habana, el evento más importante de las artes visuales en Cuba que invita a artistas foráneos pero no tiene cupo para algunos del patio.

“Patrocinada por el Carr Center de Detroit, la primera muestra de Weems en Cuba incluye obras suyas y de otros ocho artistas, quienes invitan a encontrar un enlace entre la historia común, las tradiciones y la identidad de origen africano que une a Cuba y Estados Unidos”, advierte Cubasí.

Artistas y galeristas estadounidenses que asisten a la Bienal de La Habana, intentan un acercamiento a través del mensaje de que hay “semejanzas aún en la diferencia”.

Sin embargo, la Bienal de La Habana, un espectáculo visual al que se le reconoce como transgresor ha dejado este año un mal sabor en cuanto a la libertades de expresión.

Antes y durante este evento, artistas independientes de La Habana no ha podido sumarse a la muestra y su trabajo ha sido censurado, como fue el caso de Luis Manuel Otero Alcántara quien estuvo bajo arresto por fuerzas policiales al intentar realizar una perfomance en el barrio de San Isidro, en homenaje al opositor Daniel Llorente.

“La patria es aquella madre que esta feliz donde quiera que sus hijxs estén”Colaboracion:Se USA es una acción del artista Luis Manuel Otero Alcántara en colaboracion con la artista Delphine Fabbri Lawson que homenajeaba a Daniel Llorente, el cubano que salió con la bandera norteamericana un primero de mayo de 2017 y fue arrestado violentamente por ello. El proyecto realizado en el Barrio de San Isidro el de abril, en vísperas de la 13 Bienal de La Habana, consistía en un evento competitivo donde los participantes correrían ondeando una bandera americana a la vez que llevarían una camiseta con el motivo de la bandera cubana, indumentaria que también llevara Llorente ese día. La distancia acordada era de 66 metros, la misma que solo pudo recorrer Daniel Llorente en aquel desfile por el Día de los Trabajadores. La acción cuestionaba el nacionalismo y el patriotismo que construyen los poderes "para dominar, controlar y situarte como apátrida” si haces algo que se escapa a su imaginario represivo". Aunque ese día Luis Manuel Otero Alcántara, junto a otro participante del evento, fueron arrestados por la Seguridad del Estado Cubana, la acción pudo llevarse a cabo con éxito, algo con lo que están muy felices. Esta es la primera edición de la carrera “Daniel Llorente” que tendrá una frecuencia de anual. #noesanexionismoesarte#neurosisidentitaria #NOAL349 ##13bienaldelahabana #museodeladisidenciaencuba #movimientosanisidro #patriaeshumanidad #poesiasinfin #matraca #artelibre #artecomtemporaneo #observatoriodederechosculturales

Posted by Luis Manuel Otero Alcantara on Thursday, April 18, 2019

Agencias de prensa como Reuters ha incluso mencionado la existencia de lo que podía llamarse una “bienal alternativa”, donde artistas cubanos muestran otra cara del arte en La Habana.

A blustering bureaucrat fills a form out with your personal details and hands you a badge declaring you an inspector…

Posted by Sarah Marsh on Tuesday, April 16, 2019

Muchos se preguntan si no sería más enriquecedor una sola Bienal donde todos quepan y que sea el ojo del público el que juzgue a las obras por su calidad y significación.

*Foto referencial.