Cuba arremete contra EEUU y suma a su lista negra a Facebook

Cuba arremete contra EEUU y suma a su lista negra a Facebook

El portal oficialista Cubadebate arremetió, nuevamente, contra Estados Unidos. Sin embargo, ahora pone la mira también en Facebook, haciendo fuertes y polémicas declaraciones.

El sitio publicó un artículo hoy en el que asegura que el gobierno americano usa a la red social “para difundir fake news de Cuba y fomentar clandestinamente la disidencia en la Isla”.

“El semanario de la Florida Miami New Times reveló este miércoles que ha tenido acceso a documentos de la gubernamental Oficina de Transmisiones hacia Cuba (OCB), a cargo de Radio y TV Martí, donde se revela que la administración Trump desde hace dos años usa cuentas de Facebook que parecen “nativas” (de personas reales en la Isla) para difundir propaganda sin informarle a los usuarios cubanos de Facebook que es publicidad gubernamental estadounidense”, dijo.

“La estrategia de la OCB se ha concentrado en una ofensiva a través de las redes sociales, a partir de métricas que ubican a YouTube, Google y Facebook entre los sitios más visitados de Cuba. Con el uso de la tecnología AVRA (Audio y Video para Radio), los programas de Radio Martí se comenzaron a transmitir a través de Facebook Live junto con la programación de TV Martí. Esto proporciona a la OCB una salida de distribución adicional eficiente y rentable tanto para su radio (ahora radio visual) como para el contenido de TV”, agregó.

Asimismo, refirió que en “el año fiscal 2018, la OCB se ha estado estableciendo con equipos digitales insulares (léase “disidentes” pagados por EEUU) que crean cuentas de Facebook nativas y “sin marca” para diseminar información. Las páginas “nativas” aumentan las posibilidades de aparecer en las noticias de los usuarios cubanos de Facebook. La misma estrategia se replicará en otras redes sociales preferidas”.

“Según el semanario, ambas emisoras gubernamentales han gastado durante años más de 800 millones de dólares del contribuyente estadounidense, en su esfuerzo infructuoso por influir en la opinión pública cubana. Este plan encaja en una larga historia de intentar usar la tecnología para calzar la propaganda contra Cuba, asegura el profesor de la Universidad de Pensilvania John S. Nichols”, añadió.

“A principios de este año, el Senador Marco Rubio ayudó a instalar a Tomás Regalado, un viejo amigo, como jefe de los programas de Radio y TV Martí. Desde entonces, Regalado ha hecho grandes promesas sobre cómo ambas emisoras tienen nuevos planes para llegar a “5 millones” de ciudadanos cubanos en los próximos años”, argumentó.

“Varias investigaciones de la Oficina de Fiscalización del Gobierno (GAO), han reconocido que existen sólidas evidencias de que Radio y Televisión Martí no se oyen ni se ven en Cuba. Según Miami New Times, esta saga le ha costado al contribuyente estadounidense más de 800 millones de dólares”, concluyó.