‘Corrupción de ETECSA en oriente’ deja varias víctimas

‘Corrupción de ETECSA en oriente’ deja varios afectados
*Foto referencial tomada de Internet

Una mencionada red de corrupción de ETECSA en el oriente cubano afectó a muchos holguineros que se vieron involucrados en el suceso desatado en la provincia de Santiago de Cuba.

Sin embargo, explica Diario de Cuba, “la mayoría serían víctimas de un uso no autorizado de su identidad para comprar líneas telefónicas durante las promociones que hace el monopolio estatal de las telecomunicaciones de Cuba”.

Por tal motivo, varios de los afectados, han tenido que rendir cuentas ante la Policía, como parte de la investigación del caso.

“Yo no uso celular y dicen que tengo dos líneas a mi nombre”, dijo Luis, un obrero retirado y actualmente campesino, que hace pocos días se enteró de que estaba “metido en el problema de ETECSA”.

“Me citaron y fui, pero no tenía ganas de hacerlo porque, si yo jamás he hablado por ningún aparato de esos, me molesta que me citen para declarar, y usted sabe cómo son los policías, se ponen a insinuar que uno está involucrado… Yo ni sabía que habían cogido mi número de carné de identidad para eso, a mí nadie me pidió permiso ni me pagó nada”, añadió.

“Seguramente cogieron los datos del libro del CDR, es lo que se dice, porque hay varias personas de mi barrio afectadas. Dicen que hay cantidad de gente enredada en esto sin deberla ni temerla, igual que yo. Es una falta de respeto que compren cosas a nombre de uno sin permiso y después se vea uno enredado con la Policía. Deberían meterlos presos”, argumentó enojado.

En el ‘enredo’ estarían involucrados directivos y empleados de ETECSA en Santiago de Cuba, “según se ha divulgado entre los trabajadores e incluso entre los involucrados involuntariamente”.

Tal y como explican, “el esquema aprovechaba las recargas de promoción (30 X 30) de ETECSA para efectuar compras masivas de líneas y después venderlas”.

“Lo más grave es que los implicados en la trama realizaban las compras a nombre de personas cuyas identidades habían sido alquiladas o compradas a proveedores sin el consentimiento de las personas”, denuncia DDC.