‘Cinco aspectos del fracaso de la Revolución cubana para con su pueblo’ según gobierno norteamericano

A solo horas de que se efectúen las votaciones por la ‘nueva Constitución’ en Cuba, la embajada norteamericanaen la Isla, publica un interesante análisis donde describen la cinco formas en que la Revolución cubana ha fracasado para con su pueblo.

Así lo plasma el artículo:

Restricción de la expresión
Antes del referéndum constitucional del 24 de febrero el gobierno cubano ha reforzado la represión de las figuras políticas de la oposición, como José Daniel Ferrer (arriba), líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), el grupo disidente más importante en Cuba. Las figuras de la oposición, como Ferrer, han presionado al régimen a favor de un proceso más transparente y justo. El 11 de febrero la policía cubana irrumpió en varias viviendas y oficinas de los activistas de UNPACU, confiscando propiedades y golpeando y arrestando a varios disidentes, entre ellos a Ferrer. Como resultado, docenas de activistas de UNPACU se han declarado en huelga de hambre.

Estancamiento económico
Las alacenas vacías son algo común en las tiendas cubanas. La mayoría de los economistas coincide en que la causa es la mala administración centralizada y que el gobierno cubano no permite al sector privado alcanzar su potencial. Como resultado, los ciudadanos utilizan los escuálidos salarios que reciben del estado, que pueden ser de menos de un dólar al día, para pagar precios astronómicos por las provisiones que compran en el mercado negro.

Condiciones laborales injustas

Una de las principales exportaciones cubanas son los médicos. El gobierno cubano anualmente se queda con unos 11.000 millones de dólares de los salarios que reciben los profesionales de la salud que participan en misiones médicas en el extranjero. Hace poco el gobierno cubano llamó a sus médicos que trabajaban en Brasil en lugar de aceptar la petición del presidente brasileño Jair Bolsonaro de que Cuba les pagara un salario justo a sus médicos. Ocho de esos médicos presentaron una demanda en Miami contra la Organización Panamericana de la Salud por trabajos forzados.

Acceso limitado a la información
Los medios informativos independientes solo existen en Cuba en línea electrónica, y eso que el acceso es prohibitivo por lo caro para la mayoría de los cubanos. Solo 600 megas de datos mensuales, suficiente para unas pocas charlas por Skype con familiares en el extranjero, pueden llegar a costar el 25 por ciento del salario de un trabajador. Los usuarios logran un “bono” de 300 megas para ser usados en dominios aprobados por el estado, sitios “intranet” censurados que son más fáciles de conseguir, y menos caros, que la Internet global.

Censura artística
Los músicos, bailarines, artistas y escritores de Cuba, reconocidos en todo el mundo por su obra creativa, ahora padecen la indignidad del decreto 349, que les obliga a conseguir permiso del gobierno para actuar, vender o exhibir sus trabajos, o enfrentar las consecuencias.