CubitaNOW
x

Cubita NOW

Escuela secundaria en Cuba (Foto: ACN)

Ministerio de Educación reporta una violación y ocho abusos lascivos en escuelas cubanas en 2020

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, America Latina, Cuba

El sistema diario de información de incidencias del Ministerio de Educación de Cuba, registró 20 hechos en centros educativos de la isla en 2020, entre los cuales se identificaron ocho abusos lascivos, un caso de acoso sexual y una violación.


Los datos fueron publicados en un artículo del periódico Escambray este jueves donde subraya que los incidentes ocurrieron ese año a pesar del acortamiento del curso escolar debido a las restricciones por el coronavirus.


También el texto cita números del Anuario Estadístico de Salud de Cuba, los cuales apuntan que, entre 2019 y 2020, fallecieron en el país 44 niños, niñas y adolescentes (con edades comprendidas entre 5 y 18 años), por lesiones autoinfligidas intencionalmente (suicidio).


En tal sentido explica que, aunque no se puede establecer una relación directa con hechos de violencia, los investigadores identifican el maltrato infantil intrafamiliar (incluida la violencia sexual) como “el principal factor desencadenante”.


Cifras del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex) revelan que más de 2145 menores en Cuba fueron víctimas de presuntos hechos de abuso sexual en 2020, una cifra superior al promedio anual de los últimos siete años.


Según el Informe Nacional sobre trata de personas 2020, del Minrex, desde 2013 unos 15 000 niños, niñas y adolescentes han sido abusados en la isla. El artículo advierte que “lamentablemente, todavía hechos de tal naturaleza son ocultados por una mezcla de circunstancias que van desde las amenazas, el efecto de la revictimización, el ajusticiamiento por cuenta propia o el silencio cómplice de la más profunda vileza”.


Asimismo, menciona un impactante caso en Ciego de Ávila, donde las autoridades procesaron a un hombre que inició una relación “amorosa” con una niña de 14 años. La llevó a vivir a su casa y, como la menor se negó a prostituirse, la golpeó, la mantuvo encerrada y propició violaciones por dos años, cobrando entre 20.00 y 80.00 CUC por los violentos actos.