CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

“Mi bebé murió de 16 días de nacida”: madre cubana denuncia negligencia en La Habana

Alberto Arego

Sociedad, Cuba

"Por favor, quisiera contar mi historia. Mi bebé también murió de 16 días de nacida", dijo Jennifer Sánchez Mejías a Cubita NOW tras conocer la pérdida de otra pequeña de apenas 11 días. Su niña se llamaba Naylan Elena, nació el 9 de septiembre y falleció el 25 de septiembre 2022 en La Habana.

Sánchez contó de forma detallada todas "las negligencias que hicieron" con ella y su bebé en el Hospital América Arias (Maternidad de Línea), donde fue ingresada con 40 semanas. "A las 41 y 1 día deciden llevarme para preparto, entré a las 8:22 de la mañana, me pasaron para un cuarto y me pusieron un suero de oxitocina para dilatar".

"Mientras transcurría ese tiempo los doctores me dejaron sola y sólo me decían que cuando me viniera la contracción pujara y se volvían a ir. Cuando me empezaron hacer trabajo de parto, todos los médicos me introducían las manos sin guantes, luego de pasar algunas horas deciden romperme la fuente y me manipularon tres doctores más, nuevamente sin guantes".

"Estuve tirada ahí porque no dilataba pero nadie me ayudaba. Ya cansada de pujar y pujar sola, deciden llevarme ya directo para parto caminando, lo que conllevó que mi bebé se me subiera de nuevo y ya mi bebe llevaba más de 10 horas sin líquido amniótico".

Sánchez recordó que cuando llegó a parto los doctores la trataron con "tremenda mala forma. Me decían que yo les estaba dando mucho trabajo y que no sabía pujar. Logro parir a mi bebe. Se la llevaron, no me la dejaron ver ni nada. Cuando me estaban cosiendo tampoco usaron guantes y los demás doctores le decían a la doctora que me estaba cociendo que se apurara porque tenían hambre".

"Al pasarme para recuperación vino una enfermera y le pregunté por mi bebe y me dijo que estaba muy saludable y que pesaba nueve libras, que ya me la iban a entregar. Parí a las 8:27 de la noche y me la entregaron a las 11:48. Lo sé porque le pregunté la hora a uno de ellos".

"Cuando tengo a mi bebé en brazos, me dicen que en la sala no hay cama, que tenía que quedarme ahí hasta el otro día. Después de las 12 de la tarde, nos metieron en un salón lleno de sacos de cemento y con un split con una temperatura muy baja. Esa noche tuve que llevar a mi bebé dos veces a la incubadora porque aún soltaba líquido amniótico por la nariz porque no la aspiraron bien".

"Le pido de favor a la enfermera que estaba de guardia que me dejara la niña en la incubadora porque ahí hacía mucho frío y estaba lleno de cemento y me dijo que no, que no podía tener a mi bebe ahí".

"Al otro día, a la una de tarde me pasan para la sala y noto que mi bebé estaba con un ruidito a la hora de respirar. Le pregunto a la doctora y al pediatra y me dice que podía ser catarro por el cambio de temperatura. Al otro día, empiezo yo a tener una fiebre muy alta y me vuelven a decir q es normal en las recién paridas, deciden ponerme series de antibióticos en vena y le pregunto que si así podía darle pecho a mi bebé y me dicen que no afecta en nada".

"La fiebre no me bajaba con nada hasta que me bajaron y tras un ultrasonido, me dicen que me dejaron restos dentro. En medio de todas esas cosas, noto que mi bebé no me quiere coger pecho y que se ponía morada cuando lloraba. Le vuelvo a preguntar al pediatra y me dice que se ponía morada del mismo llanto y que tenía que obligarla a cogerme el pecho".

"La auscultaron por arribita y me dijeron que estaba bien. Se negaron a tirarle una placa porque, según ellos, eso se lo tenía que decir al médico de la familia para que me diera la orden. Estuve en el hospital una semana por todas las complicaciones que tuve, pero me decían que mi bebé estaba bien y saludable".

"Noto que mi hija se sigue poniendo morada y el mismo dia que iba a pedir el alta para poder hacerle la placa en otro lugar, deciden dármela. Ya en la casa, al otro día la llevo al médico de la familia y la ve el pediatra y me dice nuevamente que la niña está bien, que se enmorecía porque era roñosa y el ruidito al respirar era catarrito".

"Pasaron dos días y todo estaba bien. Lo que noto que la niña no quería cogeme el pecho ni la leche en biberón. Eso ya sí me preocupó bastante y llamé a la doctora de la familia. En lo que la doctora venía, trato de darle el pecho a mi bebé y cuando me la pongo en los brazos ya estaba en paro".

"Nos mandamos corriendo para el policlínico más cercano, ahí trataron de reanimarla, poniéndole oxígeno pero ya mi bebé había fallecido".

"En ese momento solo me dicen que mi bebé murió de un paro, que tenía que esperar el resultado de la necro, el cual fue que mi bebé murió de una Neumopatía inflamatoria a germen no precisado. Me dicen que mi bebé alojó una bacteria en el pulmón y se les fueron inflamando hasta que no pudo respirar más".

"Esa neumopatía fue causa de ese split tan frío y con esa temperatura tan baja y encima ese cuartico lleno de cemento. Tuve muy mala manipulación en mi parto y falta de higiene porque todas las manos que me introducían eran sin guantes. Ahí fue donde mi bebé cogió esa bacteria y la Neumopatía, por no ser capaces ni de ponérmela en la incubadora esa noche".

"Una bebé acababa de nacer (en un sitio donde) no se podía ni respirar por el mismo polvo del cemento. Por favor, ayúdenme a hacer justicia por mi bebé y por todos los bebés que también se han ido por las negligencias de este país", pidió la madre cubana Jennifer Sánchez Mejías a Cubita NOW.

Recomendado para ti: