CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

Madre cubana denuncia escasez: “cómo puedo darle de comer a mis hijos”

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

“Yo quiero que alguien me explique cómo puedo darle de comer a mis hijos. Ya no es cuestión de tener o no dinero, el problema es que el dinero no se los puedo hacer en salsa, ni frito ni salcochado”, denunció este miércoles Tahymí Monzón en un grupo de Facebook.

“Es increíble. Salí a la calle a buscar comida con tres tarjetas con dinero (dos en CUP y un en MLC), más dinero en efectivo para ver qué encontraba y después de caminar todo Playa, Marianao, Vedado, Centro Habana regresé a mi casa sin nada”.

“Yo no sé hasta cuándo vamos a seguir aguantando, cuánto más podremos resistir. Cómo yo le explico a mis hijos que no hay comida cuando me ven trabajando día y noche, arañando la tierra, sacando chispas para buscar los cuatro pesos y aún así el plato está vacío”.

“Cómo le explico a mis hijos que tienen que esforzarse y sacar buenas notas para ser alguien en la vida si yo soy una profesional de este país y de qué me vale. No soy nadie, el salario no me alcanza, pero como si fuera poco tengo dos trabajos y gracias a Dios mi familia de EE. UU. me ayuda en todo lo que pueden y aún así, hoy el plato está vacío”.

“Siento tanta, pero tanta indignación e impotencia que lo que tengo deseos es de gritar, de llorar, de tirar la toalla y dejar que el mundo me caiga arriba. Pero pienso en mis hijos y cojo más fuerzas que nunca para seguir luchando aunque sé que es por gusto, que es como nadar en contra de la corriente”.

“Pero no voy a terminar sin antes decirle al presidente de este país que por favor, no nos torture más, que renuncie, que se vaya bien lejos, que nuestros hijos tienen todo el derecho del mundo a vivir como personas, a tener una alimentación digna, a tener medicinas si la necesitan”.

“Fíjese que no le estoy pidiendo ni siquiera que tengan ropa, zapatos, confituras, distracción. No. Le estoy pidiendo lo básico y más importante para un ser humano: comida y medicinas”.

“Acaben de aceptar que son un fracaso en todos los sentidos, no le echen más la culpa a nadie que los únicos culpables de todo aquí son ustedes”.

“Para ustedes no hay carencias ni necesidades, ustedes lo tienen todo y viven a costillas de este pueblo que se revienta el lomo trabajando para alimentar a sus hijos y cuando llega la hora de la comida los platos están vacíos (…) si un día se sienten como yo me siento ahora y dicen cuatro verdades, los tildan de ‘financiados por el imperio’, de ‘contrarrevolucionarios’, y sabrá Dios de cuántas cosas más”.

“Ojalá alguno de nuestros dirigentes experimentara en carne propia lo que duele no encontrar nada que darle a sus hijos de comer y tener que tragar en seco, secarse las lágrimas y poner un plato vacío en la mesa”.

Recomendado para ti: