CubitaNOW
x

Cubita NOW

Régimen cita al activista cubano Adelth Bonne Gamboa

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

El activista cubano Adelth Bonne Gamboa fue citado por el régimen de La Habana y deberá comparecer este martes en horas de la tarde en una unidad de la policía política.

A través de su muro de Facebook, Bonne Gamboa compartió la denuncia y aseguró que, pese a la compleja situación que vive el país por el incendio en Matanzas, la dictadura sigue reprimiendo y acosando al pueblo.

“Bueno señores acabo de ser citado de manera ‘oficial’ para hoy a la 2:00 PM en la unidad de Aguilera para una ‘entrevista’”, dijo Bonne Gamboa en la red social.

De igual modo, apuntó que “el país puede estar en candela viva, que la represión, el acoso y la censura, seguirán siendo continuidad”.

El cubano pidió a sus seguidores y amigos estar “pendientes por favor”.

Muchos han sido los mensajes de apoyo que ha recibido el cubano. “Para esto si están al día, para evacuar a los cubanos de Versalles no”. “Qué les importa que coja fuego Cuba entera, lo que importa es censurar que no se sepa nada, para eso si hay combustible para la censura, la represión y el hostigamiento. HP”, dijeron algunos.

“Para eso sí tienen tiempo, en vez de estar ocupado tratando de apagar Matanzas que está ardiendo, y no estar mandando a los jóvenes a morir”. “Tienen miedo de que les demos el puntillazo. Lo que no saben es cada vez tienen más enemigos. Cada apagón, cada muerte por negligencia, cada cola, cada abuso genera decenas de enemigos de todas las generaciones”, añadieron otros.

En febrero pasado, Bonne Gamboa denunció que fue víctima de un asalto con arma blanca en La Habana.

“Anoche, sobre las 12 cuando me dirigía a mi casa, sufrí un asalto con arma blanca en la esquina de Buenos Aires y Magnolia. Estoy sano y salvo”, dijo en Facebook.

“Nunca había pasado por eso, nunca nadie me había puesto un cuchillo de unos 40 centímetros en mi garganta y en mi barriga. No pude correr, no pude gritar. Cuando me di cuenta el tipo ese estaba arriba de mí, apuntándome y diciendo que si corría o gritaba me iba a matar”, apuntó.

“Con lo único que me quedé fue con mi teléfono y la ropa que traía puesta, se llevó mi gorra, mis audífonos, mi cartera con las tarjetas, el dinero y mi carné de identidad. El teléfono no se lo pudo llevar porque estaba muy oscuro y lo logré tirar en la tierra y gracias a Dios no hizo ruido al caer al suelo. Yo estoy bien, aún con un poco de susto, pero vivo y sano”, indicó.

“Cuando el tipo se va, caminando con su cuchillo en la mano, me mandé a correr para un grupo de policías que había justo a una cuadra (Vía blanca y San Julio) para que vinieran a donde yo estaba porque aún podía ver con la vista al tipo que me había asaltado”, señaló el cubano.

No obstante, según narró, los policías no corrieron. “Cuando llegaron a donde yo estaba ya el tipo había doblado por una esquina y lo seguí corriendo yo, porque los policías (eran más de 10) iban trotando. Yo llegué primero que ellos y ya no estaba por todo eso”.

El activista señaló que contó el asalto con arma blanca “para esas personas que aún no creen cuando que la PNR (Policía Nacional Revolucionaria) no está para cuidar y dar seguridad. Su trabajo es muy claro y es reprimir. En eso sí son buenos”.