Personas transgénero ya pueden enlistarse en el ejército de EE.UU.

Las personas transgénero que deseen alistarse en el ejército de Estados Unidos ya pueden hacerlo.

Desde el 1 de enero, el Pentágono aporbó a esa comunidad alistarse, siempre y cuando cumplan ciertos criterios médicos.

Este es el último de una serie de reveses para la prohibición de Donald Trump, anunciada en Twitter en julio y justificada por los ‘tremendos’ costes médicos y la alteración para los militares.

Bajo una política anunciada cuando Barack Obama era presidente de Estados Unidos, el Pentágono tenía previsto comenzar a aceptar reclutas transgénero a partir del 1 de julio, pero el secretario de Defensa, Jim Mattis, retrasó seis meses su implementación.

El Departamento de Justicia aseguró la semana pasada que no recurriría a la Corte Suprema para evitar que los transgénero pudiesen enrolarse en el ejército, con lo cual la ley entraría en vigor el 1 de enero.

‘Conforme a lo mandado por orden judicial, el Departamento de Defensa comenzará a admitir a los solicitantes transgénero en el servicio militar a partir del 1 de enero, y todos los solicitantes deben cumplir con todas las normas de adhesión actuales’, dijo el portavoz del Pentágono, el mayor Dave Eastburn.

Todos los reclutas transexuales que se han practicado la cirugía de reasignación de género deben tener un certificado médico de que al menos han transcurrido 18 meses desde la fecha de la operación más reciente y que no se requieren otras adicionales.

Los solicitantes transexuales deben ‘haber estado estables 18 meses en el género preferido’, dijo el Pentágono.

Un panel de expertos militares y civiles del Pentágono está actualmente evaluando el asunto de los transgénero y espera entregar una recomendación nueva a Trump a finales de febrero.