Un millón de barriles de petróleo rumbo a Cuba.

Los tanqueros Trident Hope y S-Trotter salieron del puerto venezolano de Jose entre el miércoles y el jueves con destino a Cuba. El primero lleva 600.000 barriles de crudo venezolano Zuata 300 y el segundo entregará 400.000 barriles de crudo Merey.

Ni el Trident Hope ni el S-Trotter estaban entre los buques sancionados por Estados Unidos la semana pasada. Los datos de otros dos buques destinados a Cuba estaban esperando para cargar con productos crudos o refinados de Venezuela. Pero uno de ellos, el Despina Andrianna cargando 500.000 barriles de crudo para la estatal petrolera cubana Cupet, sí figura entre los buques sancionados.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, dijo en la semana que la nación OPEP planea “cumplir sus compromisos” con Cuba. El líder del Partido Comunista de la isla, Raúl Castro, respondió que Cuba nunca abandonaría a su aliado.