Trenes chinos llegan a Guantánamo con baños clausurados por tupiciones

Trenes chinos llegan a Guatanamo con los baños clausurados por tupiciones

Salió con cuatro horas de retraso desde La Habana, pero cumplió su horario y llegó en tiempo a la más oriental de las provincias de Cuba, sin embargo las insatisfacciones estuvieron a la orden del día en el nuevo tren.

Según relatan los pasajeros desde el inicio hubo problemas para adquirir pasajes por tramos, algo que tuvo que ver con la falta de organización y coordinación del viaje.

Por otro lado, aunque el trato fue excepcional por las ferromosas, las personas se quejan de pasar hambre, se les expendió una sola merienda en casi 18 horas.

Al parecer este fue uno de los problemas más expuestos debido a que no se les permitía bajar de los coches a comprar nada en ninguna terminal, ni podían comer dentro de los vagones lo que traían, a no ser la única merienda ofrecida.

Otra de la situación graves fue el estado de los baños, según exponen los pasajeros, la mayoría de estos se desbordaron en orina, algo que nadie previó en los viajes de prueba.

Uno de los entrevistados por el canal de televisión local, afirmó que tenía que caminar con tres personas mayores por todo el tren para encontrar un baño disponible.

Así transcurrió el viaje inaugural del tren #3 que cubre la ruta Habana-Guantánamo, con unos 12 coches de fabricación china.