Solo los activistas revolucionarios pueden ser profesores universitarios, expresa viceministra cubana

Martha del Carmen Mesa Valenciano, Viceministra primera del Ministerio de Educación Superior, ha realizado una explicación de lo que para ella debe ser un profesor universitario en Cuba y su rol como intelectual público, en un texto publicado en el sitio oficial de dicho Ministerio. Su argumento surgió, según afirma ella misma, a partir de “la revisión de un texto circulando por las redes sociales sobre determinada ‘injusticia’ a una profesora universitaria que usando ‘la crítica’ ha sido expulsada de su centro”.

Evidentemente se refiere a Omara Ruiz Urquiola, quien fue despedida del Instituto Superior de Diseño, después de 20 años de trabajo. La exclusión fue “por motivos políticos”, asegura Urquiola.

La viceministra cubana no solo dio a entender en su texto que Omara tenía razón, sino que pone una alta barrera a aquellos profesionales que piensen diferente políticamente, y trabajen en una Universidad cubana.

“Los procedimientos erróneos, las malas acciones de cuadros, de funcionarios, de dirigentes hay que combatirlas ¡Sí! ¡Siempre serán combatidas!, pero no podemos confundirlas con irrespeto ni con posiciones contrarias a nuestros principios revolucionarios (…) El que no se sienta activista de la política revolucionaria de nuestro Partido, un defensor de nuestra ideología, de nuestra moral, de nuestras convicciones políticas, debe renunciar a ser profesor universitario”, expresó públicamente Mesa Valenciano.