Revuelo en la isla por la `atrevida´ intervención de una cubana en debate constitucional

Revuelo en la isla por la `atrevida´ intervención de una cubana en debate constitucional

Por estos días, el pueblo cubano analiza el proyecto de Constitución, pero algo ha llamado la atención de muchos. Se trata de la intervención de una isleña que puso en tela de juicio la igualdad sin distinciones de ningún tipo `en uno de los debates sobre el Proyecto de Constitución realizado en Sancti Spíritus´.

“Según esta mujer, que apeló al Artículo 40 de la Constitución vigente en Cuba (1976), “si todas las personas son iguales ante la Ley, y gozan de los mismos derechos, libertades y oportunidades, sin ninguna discriminación por razones de género, color de la piel, discapacidad, origen nacional o cualquier otras distinción lesiva a la dignidad humana ¿por qué si un cubano se aloja en un hotel, no recibe igual trato que un huésped extranjero?”, rememora Cubanet Noticias.

“¿Qué razón existe para impedir a un cubano pasear en un catamarán, disfrutar de nuestro paisaje, o bucear en las profundidades del mar y visitar las barreras coralinas de su país? Si todas las personas somos iguales ante la Ley, como está recogido en la Constitución, ¿por qué la diferencia con el extranjero? ¿Todos no son personas?”, agregó la cubana.

“El revuelo formado por la espirituana con su intervención, alcanzó altos niveles de apoyo cuando el pasado lunes el tema fue abordado en el humorístico “Vivir del cuento”, programa más popular de la televisión nacional, en una puesta en pantalla que si bien resultó hilarante para muchos, también dejó un mal regusto entre otros, por la discriminación que sufren los personajes, obligados a fingir ser extranjeros para recibir un trato similar en el hotel”, destacó el portal.

“Sólo se salvan de la discriminación los hijos de papá –que aún no han abandonado el país-, con altos cargos en el poder, o de funcionarios intermedios con ciertas prebendas a nivel nacional, y hasta no duden que puedan escapar y ser atendidos como reza la Ley o tratan a un extranjero, amigos y parientes -con recomendación-, de un secretario del partido en Bejucal, o un presidente de gobierno en Puréales de Caujerí: son más iguales que los otros”, sentenció.

“Por ese y muchos otros actos de discriminación es que ante el llamado para que la ciudadanía siga el programa televisivo “Hacemos Cuba” (miércoles, 10 p.m. Cubavisión), no pocos cubanos se cuestionen, si no podemos disfrutar lo que construimos en el país, nos está prohibido invertir, acumular riquezas, y ni siquiera soñar: Hacemos Cuba, ¿para quién?”, concluyó.