Punta Alegre el pueblo cubano donde se viaja más rápido a Miami que al municipio cabecera

Punta Alegre el pueblo cubano donde es más fácil ir a Miami que a la cabecera municipal

Punta Alegre un pueblito del norte de Ciego de Ávila, con unos 7 mil habitantes es lo más cercano que hay en Cuba a tierra de nadie.

Tristemente célebre por quedar devastado por varios huracanes, el más reciente Irma en 2017, nadie podría imaginarse que hace décadas atrás esa fue una tierra próspera.

Durante el paso del huracán Irma, siempre que vi a este chama, estaba abrazado al busto de José Martí. #protectordelapostol #niñoybustodeMartí

Posted by Yander Zamora on Wednesday, September 13, 2017

A 30 kilómetros del municipio cabecera (Chambas) y a unos cien de la capital provincial, los puntalegrenses dependen del transporte público para resolver cualquiera de sus necesidades.

El pueblo, que es la unión de dos poblados separados por unos tres kilómetros tenía una guagua local para movimiento interno, un ómnibus con al menos cuatro viajes al día a Chambas y un tren con dos salidas que cubría la ruta hasta Morón donde se encuentra el hospital más cercano.

Punta Alegre el pueblo cubano donde se viaja más rápido a Miami que al municipio cabeceraPunta Alegre el pueblo cubano donde se viaja más rápido a Miami que al municipio cabecera

Pero eso es historia, la crisis actual de la economía cubana se denuncia siempre desde las ciudades más importantes, pero se sufre de manera más encarnizada en los lugares recónditos de la Isla.

Punta Alegre ya lleva un año sin tren, un bus Girón (reconocen el tamaño del vehículo) da un viaje al día de lunes a viernes hasta Morón (el fin de semana no se puede viajar).

Las rutas locales y hasta la cabecera municipal se redujeron tanto que es un caos movilizarse, en un territorio donde más de mil personas deben viajar diario a trabajar.

Entrar o salir al poblado es un via crucis, en un pueblo que 60 años antes tenía dos cochemotores, una piquera de taxis, un bus cada media hora y hasta una pista de aterrizaje, no digo más.

Por su posición privilegiada, en la costa norte cubana, es más fácil para un puntalegrese navegar hasta Miami en un bote improvisado que llegar a tiempo a un turno médico en el Hospital de Morón.