Piden sanciones para rector de universidad que expulsó a estudiante

Piden sanciones para rector de universidad que expulsó a estudiante

Este lunes, Cubita Now les dio a conocer que el estudiante de Arquitectura de la Universidad de Camagüey, Jorge Enrique Cruz Batista, fue expulsado de la enseñanza superior después de que le acusaran de ser uno de los autores de los carteles que aparecieron y decían ‘Abajo Díaz-Canel’.

Los letreros fueron encontrados en la Facultad de Construcciones el pasado 13 de enero, por lo que al joven lo interrogaron agentes del Ministerio del Interior en Villa María Luisa, sede de la policía política en Camagüey, y le advirtieron que había posibilidades de detenerlo y aislarlo

Entonces, “el estudiante se inculpó y días después le notificaron que había sido expulsado de la Educación Superior en Cuba. Radio Martí trató de obtener una reacción del estudiante expulsado, pero se negó a hacer comentarios”.

Según refiere el citado medio, “la periodista de la revista La Hora de Cuba, Iris María Mariño García, identificó este martes, en entrevista con Radio Martí, que el funcionario de la Universidad que dirigió la junta disciplinaria contra los estudiantes es Adrián Eduardo Cancino, testigo clave del Ministerio del Interior en los juicios contra periodistas y activistas de Camagüey, procesados en la llamada Primavera Negra de 2003”.

Por su parte, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos con sede en Madrid, repudió hoy la expulsión de Cruz Batista y dijo que “considera que la medida es una violación a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en particular, los derechos a libertad de opinión y de expresión y el derecho a la educación”.

“El grupo de DDHH anunció que estudiará pedir sanciones internacionales contra Santiago Lajes Choy, rector de la universidad y Cancino, quien presidió la “comisión disciplinaria”.

Asimismo, “exige la reincorporación de Jorge Enrique Cruz Batista a la universidad y valora incluir a la rectorías de las universidades de Camagüey y Santa Clara en el listado de organizaciones represivas, porque “han sido denunciadas en numerosas ocasiones por su historial de expulsiones por motivos políticos”.