Nueva forma de ‘controlar’ los ingresos de trabajadores privados cubanos desde mañana

Nueva forma de 'controlar' los ingresos de trabajadores privados cubanos entra en vigor mañana

La Gaceta Oficial de la República de Cuba, publica hoy la Resolución No. 904/2018 del Ministerio de Finanzas y Precios que plantea modificaciones a la operación de las cuentas bancarias fiscales de los titulares de seis de las actividades del trabajo por cuenta propia aprobadas en junio último.

De acuerdo con el decreto los que ejerzan una de las siguientes modalidades de trabajo por cuenta propia, quedan “obligados a abrir y operar una cuenta bancaria” en una sucursal de un banco comercial cubano, radicada en el municipio de su domicilio fiscal, la que debe declarar ante la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT).

Las modalidades son: servicios gastronómicos en restaurantes y en cafeterías; servicio de bar y recreación; arrendador de vivienda, habitaciones y espacios; servicios de construcción, reparación y mantenimiento de inmuebles; y los transportistas de pasajeros con medio automotor desde cuatro hasta 14 pasajeros en La Habana.

En atención a la nueva norma, la cuenta se deberá abrir en pesos cubanos (CUP) y mantener un saldo mínimo equivalente a dos cuotas mensuales a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Personales– a cuyo pago está obligado su titular-, una cuota menos que lo establecido en la resolución aprobada en junio último.

La resolución es una nueva forma de controlar los ingresos de los cuentapropistas pues, el documento dice claramente que “deberán depositar en la cuenta bancaria fiscal los ingresos generados en el ejercicio de la actividad, con excepción de un fondo para pagos de menor cuantía o de imprevistos.”

Además establece la limitante de que a través de esta cuenta estos trabajadores deberán asumir “ el pago de sus obligaciones tributarias, las liquidaciones relacionadas con las reparaciones capitales, mantenimientos constructivos, compra de medios y equipos y servicios recibidos de otras formas de gestión no estatal que realicen mediante instrumentos bancarios. Además, efectuarán por esta vía los pagos a entidades estatales por la compra de bienes y prestación de servicios”.

Por otro lado, la norma impone que “en caso de que al cierre del mes el saldo mínimo de esta cuenta sea inferior al establecido, por operaciones vinculadas al ejercicio de la actividad económica, su titular dispone de un término de cinco días hábiles para restablecer el mencionado saldo mínimo”.

Y por si fuera poco, la estocada final: “los contribuyentes que tengan cuentas bancarias a la entrada en vigor de la resolución, deberán declararlas ante la ONAT y reconocer una de ellas como su cuenta bancaria fiscal en CUP”.

El artículo también publicado por ACN asegura que estas modificaciones entran en vigencia mañana 7 de diciembre.