Muro fronterizo colapsa.

Una avalancha de cientos y cientos de venezolanos han agrietado por la fuerza el muro fronterizo levantado hace 40 días por el Gobierno bolivariano entre Venezuela y Colombia.

Grupos de ciudadanos han incumplido las órdenes de la Guardia Nacional Bolivariana y se han lanzado por los escasos huecos que dejan los contenedores colocados por las fuerzas gubernamentales sobre el Puente Internacional Simón Bolívar, tanto por los laterales como por encima de ellos.

Apenas un metro y medio por los lados y cinco metros de altura de los contenedores han sido suficientes para romper el bloqueo.

Varias personas necesitaron asistencia. Reinaba la desesperación, como casi siempre en los límites del Norte de Santander y de Táchira.

En las últimas semanas, los agentes sólo permiten pasar a colegiales, enfermos y gente mayor, por lo que el resto se ve obligado a usar las trochas, pasos clandestinos donde deben pagar a unos y otros para llegar a su destino.