Michelle Bachelet responsabiliza al gobierno de Maduro por el fallecimiento de Rafael Acosta Arévalo

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo sentirse “conmocionada por la presunta tortura del capitán Acosta Arévalo, y porque el trato al que fue sometido mientras estaba en custodia puede haber sido la causa de su muerte”.

Rafael Acosta Arévalo fue uno de los militares venezolanos detenidos por participar supuestamente en una conspiración contra el gobierno de Maduro. Murió el 29 de junio, en condiciones todavía desconocidas.

Bachelet, quien hace solo unos días estuvo al frente de una delegación de Naciones Unidas en Venezuela, expresó también que “se deben adoptar urgentemente medidas para prevenir la reincidencia de la tortura y otros malos tratos de personas bajo custodia del Estado”.

El abogado del capitán dijo que fue llevado (en Fuerte Tiuna) ante un juez militar en silla de ruedas y con signos de tortura. Sin embargo, el ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino, aseguró que antes de comenzar la audiencia, Acosta Arévalo se desmayó.

La Alta Comisionada también expresó que ni el abogado ni sus familiares han podido acceder a los restos mortales del capitán, a pesar de haber hecho numerosos requerimientos.