Llega mañana la primera ola de calor a Europa con temperaturas incluso superiores a 42 grados en el Valle del Ebro

La Agencia Estatal de Meteorología en España (AEMet) ha alertado de que a partir de este miércoles se va a producir una ola de calor que va a afectar a la Península y Baleares, con máximas que pueden superar los 42 grados en el valle del Ebro.

El fenómeno se deberá a la entrada de aire muy cálido de origen africano, junto a las condiciones de estabilidad atmosférica y la fuerte insolación propia del verano.

También se espera que la temperatura supere los 40 °C en Besanzón, Clermont-Ferrand, Lyon y otras localidades del este y centro de Francia.

En estos momentos ya se registran altas temperaturas en varias ciudades del viejo continente. Así está el mapa según el Observatorio Meteorológico de las Ciudades de Europa. Tan pronunciado ascenso obedeció a la marcada influencia de las altas presiones oceánicas en todos los niveles de la atmósfera y la presencia del Polvo del Sahara, condición que limita los procesos de lluvia y favorece la poca nubosidad y la intensa radiación solar durante el día, unido al predominio de vientos débiles de región sur.

En Cuba el calor agobiante se ha acentuado en los últimos días a lo largo y ancho del archipiélago. Alcanzó su máxima expresión en la tarde del pasado sábado 22, al registrarse en 28 estaciones meteorológicas temperaturas máximas por encima de los 35 grados Celsius, mientras en diez de ellas hubo valores superiores a 36.

Pero el récord nacional de calor en Cuba se mantiene. La temperatura alcanzada fue de 38,8 grados Celsius. El hecho se produjo el 17 de abril de 1999, en Jucarito, provincia de Granma.