La afición de Los Leñadores se lanza al terreno tras la victoria ante Industriales

El equipo de béisbol de Las Tunas clasificó, por primera vez en la historia, a la final del Campeonato cubano luego de derrotar en el séptimo juego a su contrincante Industriales con un marcador de 10-0.

Los leñadores no tuvieron ni una gota de piedad en este encuentro  y dejaron a los industrialistas sin herramientas para defenderse, todo esto gracias a la figura del receptor Yosvani Alarcón, quien fuera el responsable de par de sencillos, un doblete y un cuadrangular en cuatro turnos, jugadas con las que consiguió pulsar tres carreras y anotar dos.

Otro que lució de maravillas fue el lanzador Luis Ángel Gómez, quien se ganó la confianza de Pablo Civil, el manager tunero, y lo sacó como talismán de la buena suerte en este séptimo encuentro ya que Gómez no había abierto ningún partido desde hacía varias semanas debido a una lesión.

A pesar de ello, el chico ostentaba el segundo mejor promedio de carreras limpias de la temporada regular y en este partido solo le permitió a Industriales cinco hits y cero carreras.

Pero estos peloteros no fueron los únicos que hicieron historia. Los aficionados y fieles seguidores de los Leñadores también escribieron un capítulo en el libro del béisbol tunero.

Las gradas del estadio Julio Antonio Mella de Las Tunas estaban repletas y se calcula que en ellas habían, aproximadamente, más de 15 mil fanáticos.
En cuanto se dio el momento de la victotria, muchos de ellos no lo pensaron dos veces y se lanzaron al terreno a festejar, junto a sus jugadores, la alegría de pasar a la final por primera vez en la historia del béisbol cubano, en donde tendrán que enfrentar a los Alazanes de granma.

Ojalá logren darle a sus seguidores la alegría del triunfo final, pues todos ellos se merecen alzar la copa después de una temporada de tensiones, logros, lágrimas, derrotas y, finalmente, la alegría de la final.