La Academia de Cine de Hollywood restauró dos clásicos cubanos

La institución, encargada de entregar los premios Oscar a las mejores películas de Hollywood, trabajó fotograma a fotograma con la ayuda de la Cinemateca de Cuba, para reparar los daños que el paso del tiempo ha ocasionado en ambas películas.

El centro Mary Pickford, sede del Archivo de la Academia en la ciudad de Los Ángeles, fue el lugar escogido para exhibir, una vez terminada la restauración, los filmes icónicos del realizador cubano Tomás Gutiérrez Alea, Una pelea cubana contra los demonios (1972) y Los sobrevivientes (1979).

Este proyecto se une a las acciones realizadas por la Cinemateca de Cuba en su búsqueda por encontrar apoyo internacional para conservar su archivo, que hasta hace muy poco no estaba equipado con los elementos necesarios para mantener a buen recaudo el material fílmico atesorado en él.

Además de contar con el apoyo brindado por  la Academia de los Oscar, la Cinemateca también se beneficia de la colaboración brindada por World Cinema Project, de la Film Foundation de Martin Scorsese, que trabajó en la restauración de otros clásicos del cine cubano como Memorias del subdesarrollo (1968), también de Gutiérrez Alea y Lucía (1968), de Humberto Solás.

En estos momentos el Departamento de Cine y Televisión de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) trabaja en la restauración de cuatro títulos del cine cubano prerrevolucionario.

Fuente Vistar magazine