Haniset Rodriguez pide disculpa publicamente a Carlos Oteros

haniset

Haniset Rodriguez pide disculpa publicamente a Carlos Oteros después del incidente que ocurrió el pasado 19 de Abril.
Haniset atacó a Carlos Oteros por celos

Esta fue la nota que publicó la artista cubana en las redes sociales…

Dios es amor en su máxima expresión, siempre lo supe.
Solo que en un tiempo por la falta de conocimiento y fe me alejé de él… Fue entonces cuando experimenté la amarga experiencia de quedar a expensas de lo perverso e inicuo que desafortunadamente alimenté en mi por aquel horrible tiempo, pero ahora puedo decir que gracias a eso surgió un gran cambio positivo en mi vida. Yo antes no comprendía lo que ahora sé y tengo certeza q el mundo espiritual es poderoso, real y sobre todo que en ello se encuentra nuestra lucha diaria.
Ya sé lo que muchos dirán y no me importa lo que piensen o digan negativamente sobre mi, porque siempre que puedan lo harán, es simplemente una retroalimentación de su propio espíritu en conflicto y yo pido a Dios por ellos, porque como una vez dijo Jesús: perdónalos porque no saben lo que hacen. Quiero aclarar que no soy perfecta y mientras viva en este mundo imperfecto, estamos todos en total conocimiento de lo malo como de lo bueno, pero al menos podemos escoger, tratar de imitar el buen ejemplo y obrar con bondad en un mundo donde priman los intereses hacia el materialismo, la avaricia y el poder.. y no nos damos cuenta que sin amor nada de eso tiene valor absoluto.
Dios es amor y es necesario que la humanidad abandone el egoísmo, el odio, la violencia y toda raíz de maldad.. y sí justamente lo digo yo que cometí un gran error, que gracias a Dios no terminó en fatalidad. Lastimé a la persona que amaba, me llené de ira y actué muy mal, pero dice la biblia que él amor todo lo soporta y cuanta razón:
Hoy quiero pedirte perdón públicamente Carlos Otero porque te amo y sé que no te merecías lo que hice, ya tuve mi momento de arrepentimiento delante del único y más importante ser en este universo ( Jehová ) gracias por tu apoyo incondicional. Al fin siento que soy un ser libre de las cadenas que me ataban.
Ahora estoy en paz y no importa lo que pase a partir de ahora, no importa la prueba o traba que me lance el malvado.
Yo tengo el amor en mi corazón.
Dios está conmigo de nuevo.
Gracias, volví a ser feliz.