Gobierno cubano necesita ayuda extranjera para resolver crisis de basura en La Habana

Gobierno cubano necesita ayuda extranjera para resolver crisis de basura en La Habana

El portal Oncuba Magazine asegura, en un reciente artículo, que el gobierno cubano ha admitido que necesita de la ayuda extranjera para poder resolver la crisis de basura que enfrenta La Habana.

Oncuba destaca que “este año tres elegantes edificios se levantaron a pocos metros del Malecón en La Habana Vieja. Uno de ellos, un hotel cinco estrellas gestionado por la española Iberostar e inaugurado por el presidente Miguel Díaz Canel, es la joya de la corona del turismo en Cuba”.

Asimismo, contrató que “desde sus ventanas se ve el mar turquesa bañado por el sol y la entrada a la bahía salpicada de reflejos plateados. Pero a unas cuadras, opacando el encanto del casco histórico, se observan contenedores de basura repletos con su cortejo de moscas y gatos callejeros”.

“Esperaba ver edificios derruidos, pero no tanta basura”, dijo a The Associated Press Rosario Aneas, una profesora de arte española de 38 años que llegó para pasar unas dos semanas en la Isla. “Afecta la imagen, la afea y es una lástima para una ciudad tan bella”, indicó el sitio.

“Pese a que el problema afecta al turismo, uno de los principales motores de la economía cubana, la peor parte se la llevan los residentes en la ciudad. Es tal el impacto en la población que el presidente Díaz-Canel destacó recientemente que el problema debe ser resuelto incluso sin prejuicio de que la solución venga de la mano de inversores extranjeros. El plan del gobierno es crear una empresa con capitales foráneos para gestionar los residuos urbanos que implicaría una inversión millonaria”, explicó.

“Nosotros llegamos a concluir las negociaciones con una empresa española, lamentablemente después la empresa no pudo cumplir con los compromisos y ahora estamos negociando con otras”, dijo Rodrigo Malmierca, ministro de Inversión Extranjera.

La Habana necesita resolver el problema de la recogida de los desechos y lo bueno que tiene este proyecto con capital extranjero es que nos va a permitir… producir energía renovable, reciclar otra parte para usarlo en la industria nacional e incluso exportar”, añadió el funcionario.

“Mientras se concreta el negocio con capitales foráneos la población se queja de la acumulación de basura en sus esquinas. “Tengo nietos de dos y tres años en este círculo infantil y esto va a provocar problemas”, dijo la AP Lázaro Sánchez, un vecino de La Habana Vieja de 54 años, mientras protestaba frente a un enorme contenedor naranja colocado en la esquina de un jardín de niños y que llevaba al menos dos semanas sin ser recogido. “Se mezcla la basura de las casas con materiales de la construcción y nadie se hace responsable”, reseñó.