Fábrica La Conchita deja podrir casi 1450 toneladas de mermelada en sus almacenes

La fábrica La Conchita ubicada en la occidental provincia cubana Pinar del Río, fue objeto de la Comprobación Nacional al Control Interno, según reporta Granma.

Como resultado se encontraron unas 1.446 toneladas de pulpa de mango y guayaba, producidas entre el 2015 y el 2016, que se habían vencido en los almacenes, sin utilizarse.

La situación dejó pérdidas por 2.241.352 pesos (unos 93.400 dólares). Una parte de las toneladas de pulpa deterioradas “ni siquiera sirvió para los cerdos“, según indicó Granma.

Esta antigua fábrica intenta producir, mermeladas naturales y concentradas, frutas en almíbar, derivados del tomate, pastas de frutas, jugos, vegetales, mayonesa y aderezos.

Las principales causas identificadas o justificaciones ofrecidas fueron, el mal estado de la cocina principal de la industria, la escasez de envases para las producciones terminadas, filtraciones en la cubierta del almacén central y la falta de ventilación.

La mayor falta de responsabilidad, fue la poca gestión para darle algún destino a esa enorme cantidad de pulpas, antes de que se vencieran.

…podías encontrarte en lo último del almacén un lote que se vencía, con un laterío delante que impedía llegar a él. O un parle de pulpa que todavía estaba lejos de la fecha de vencimiento, encima de otro a punto de caducar”, describe uno de los auditores que participaron en la comprobación.

Según el reporte realizado por Granma, la inspección había sido anunciada con antelación (como la mayoría), aún así la falta de comunicación entre la UEB pinareña y la Empresa Nacional de Conservas, conllevaron a esa serie de negligencias.