En 2018 aumentaron las muertes en accidentes de avión pese a `enorme progreso´ en seguridad aérea

En 2018 aumentaron las muertes en accidentes aéreos pese a `enorme progreso´ en seguridad aérea

El año que finalizó registró un drástico aumento en las muertes por accidentes aéreos si se tiene en cuenta el  2017, al menos así lo indica un informe de la Red de Seguridad de Aviación (ASN, por sus siglas en inglés) el cual señala que durante 2018 murieron 556 personas en incidentes de avión, comparados con solo 44 que murieron en el período precedente.

Según indica BBC News Mundo, “el año 2017 fue el más seguro de la historia para las aerolíneas comerciales, que no registraron accidentes con aviones de pasajeros. La ASN, con sede en los Países Bajos, informó que en 2018 hubo un total de 15 accidentes fatales con aviones de pasajeros”.

Asimismo, refiere que entre los más mortales estuvieron:

El accidente de Lion Air el pasado octubre en Indonesia, en el que murieron 189 personas. Un avión Boeing 737 Max se estrelló en el mar de Java poco después de partir de la capital, Yakarta. Luego se determinó que el avión no estaba en condiciones de volar.

El accidente de Cubana de Aviación en mayo. El avión se desplomó poco después de despegar y murieron 112 personas. Se dictaminó que la causa fue un error humano.

En febrero, 66 personas murieron en un accidente aéreo en las montañas Zagros, en Irán.

Cincuenta y una personas murieron cuando un avión se estrelló en el aterrizaje en el aeropuerto de Katmandú, en marzo.

No obstante, se habla de un “Enorme progreso” en materia de seguridad aérea, y “a pesar de las cifras, 2018 se ubica en el tercer lugar de los años más seguros con base en el número de accidentes fatales, y el noveno más seguro en términos de número de muertes”, asegura el citado medio.

“Según la ASN, el panorama ha mejorado de manera general en los últimos 20 años. “Si la tasa de accidentes hubiera permanecido igual que hace 10 años, habría habido 39 accidentes fatales el año pasado”, explicó, por su parte, Harro Ranter, director ejecutivo de ASN.

Y argumentó que “al ritmo que iba la tasa de accidentes en 2000, habría habido 64 accidentes fatales. Esto muestra el enorme progreso en términos de seguridad en las últimas dos décadas”.