Decisión de choferes privados obliga al gobierno a reforzar el transporte público

Decisión de choferes privados obliga al gobierno a reforzar el transporte público

El Gobierno cubano se ha visto en la obligación de reforzar el transporte público con 400 microbuses y 90 nuevos autobuses en La Habana, según dio a conocer este viernes el ministro de Transporte, Adel Yzquierdo, a propósito del rechazo de los transportistas privados a la nueva normativa del Régimen para regular el sector.

“Los microbuses de 12 plazas cada uno y los 90 autobuses -60 de ellos articulados- se sumarán a los 700 vehículos que circulan actualmente en las redes de transporte urbano de la capital, indicó el ministro”, informó Cubanet Noticias.

Asimismo, agregó que “el anuncio llega en un momento en que se ha agravado el crónico déficit de transporte de pasajeros en La Habana, tras el “experimento” de la nueva regulación, puesta en marcha en octubre y que pasará a ser oficial este viernes”.

“Según las nuevas disposiciones, los llamados “boteros” o taxistas autónomos, que antes trabajaban casi sin restricciones, ahora deben acogerse a una de las tres opciones de licencia: libre (con limitaciones), en ruta y auto de alto confort o clásico”, destacó.

“Además, deberán someter su vehículo a una inspección técnica y aprobarla para poder prestar servicio de pasajeros. Muchos conductores por cuenta propia -también los hay contratados por el Estado- han mostrado su descontento con las nuevas normas al considerar que recortan sus beneficios, e incluso han amenazado con movilizaciones desde el mismo viernes”, explicó.

“Por su parte, el ministro achaca las quejas de los autónomos al desconocimiento de las nuevas normas, y aseguró que un taxista en el modo de ruta puede ganar más de 2.000 pesos (80 dólares) al mes, mientras el salario medio de un trabajador estatal es de algo más de 30 dólares”, aseguró el medio.